LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 28 de abril de 2017

LA EXCEPCIÓN A LA REGLA (Rules Don't Apply)

Con ochenta años recién cumplidos y más de cincuenta y cinco de ellos dedicados al Séptimo Arte, Warren Beatty tan sólo ha dirigido cinco películas, además completamente diferentes entre sí. La comedia romántica y fantasiosa “El cielo puede esperar”, el drama histórico “Rojos”, la adaptación del héroe del cómic “Dick Tracy”, la sátira política “Bulworth” y, ahora, este melodrama costumbrista, ecléctico y con toques de humor que lleva por título “La excepción a la regla”. En ese ramillete de propuestas tan dispares siempre es posible encontrar algunos puntos de interés. Unas son mejores que otras, pero todas comparten la característica común de la calidad. Tan versátil como efectivo, Beatty ha recibido a lo largo de su carrera artística trece nominaciones a los Oscar en las categorías de productor, director (por la que obtuvo la citada estatuilla), actor y guionista. De hecho, de todas sus facetas profesionales, la que desarrolla detrás de la cámara es, sin duda alguna, la más interesante y, pese a sus afamadas interpretaciones en cintas como “Esplendor en la hierba”, “Bonnie and Clyde” y “Shampoo”, destaca sobre todo en el campo de la realización. 
Mientras veía “La excepción a la regla”, recordaba con insistencia el largometraje de Barry Levinson “Bugsy” (1991), una muestra de clase y destreza, aunque también de cierta indefinición a la hora de contar la historia, lo que impide calificarlo de sobresaliente. En el presente estreno, las interpretaciones, la ambientación e, incluso, el gancho del relato resultan notables. Sin embargo, salta de forma abrupta e inconexa del estilo cómico al dramático, del biopic histórico a la ficción inventada, del elemento clásico y nostálgico a la creación más libre y anárquica, haciendo que, pese a que se vea con agrado y suponga una delicia para los sentidos, el resultado final se resienta. 
Se basa en el personaje del icónico magnate Howard Hughes, ya llevado a la gran pantalla con gran éxito y sublime maestría por el tándem que forman el director Martin Scorsese y el actor Leonardo Di Caprio. En el lujoso mundo del dicho empresario cinematográfico existe una regla que no debe romperse: ninguno de sus trabajadores puede mantener relaciones íntimas con las actrices contratadas. Ante esta tesitura, una joven y atractiva baptista llega desde una pequeña población del Medio Oeste estadounidense a la ciudad de Los Ángeles para ponerse a las órdenes del extravagante multimillonario. Allí conocerá al chófer de su nuevo jefe, que apenas lleva dos semanas en el puesto y resulta ser también una persona muy religiosa. La inmediata atracción mutua pondrá sus convicciones a prueba. 
Warren Beatty firma un trabajo extraño, capaz de cautivar al público con algunas de sus escenas y reflejando un toque de nostalgia que lo convierte en entrañable. Las interpretaciones son destacadas y la mezcla de elegancia clásica y de visión crítica, interesante. Pero tantas virtudes no tapan otros tantos defectos. El propio artista desentona dando vida a un pícaro seductor cincuentón. Además, las accidentadas transformaciones de la narración y sus repentinos giros desde un humor socarrón a un drama intenso, y de este a un tierno romance, terminan por desdibujar la historia. Aun así, no supone un borrón en su filmografía y, gracias a su experiencia, logra certificar un producto digno.
Junto a él integran el elenco un conjunto de maravillosos intérpretes. Como secundarios de lujo figuran Ed Harris, Martin Sheen, Annette Bening, Paul Sorvino, Alec Baldwin y Matthew Broderick. No obstante, la verdadera pareja protagonista está formada por la joven Lily Collins -que debutó en 2009 con “Un sueño posible” y a la que hemos visto en la versión de “Blancanieves” de Julia Roberts y en “Los imprevistos del amor”- y Alden Ehrenreich, que participó en “Blue Jasmine”, de Woody Allen y en “¡Ave, César!”, de los hermanos Ethan y Joel Cohen.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film
Título original: Rules Don't Apply
Año: 2016
Duración: 126 min.
País: Estados Unidos
Director: Warren Beatty
Guion: Warren Beatty (Historia: Warren Beatty, Bo Goldman)
Fotografía: Caleb Deschanel
Reparto: Alden Ehrenreich, Lily Collins, Warren Beatty, Haley Bennett, Candice Bergen, Martin Sheen, Taissa Farmiga, Alec Baldwin, Matthew Broderick, Ed Harris, Annette Bening, Oliver Platt, Amy Madigan, Steve Coogan, Patrick Fischler, Caitlin Carver

martes, 25 de abril de 2017

40º ANIVERSARIO DEL ESTRENO DE "STAR WARS" (40th anniversary of the premiere of "Star Wars")

A lo largo de estos días se cumplen cuarenta años del estreno mundial de la primera película de la saga de “Star Wars”.

“Star Wars: Episode IV - A New Hope”, conocida simplemente como “Star Wars” (La guerra de las galaxias) llegó a las carteleras estadounidenses en el mes de mayo de 1977. Escrita y dirigida por George Lucas, fue la primera cinta estrenada,  pero la cuarta en términos de cronología interna.

Los dos filmes subsiguientes continuarían la trama original -"The Empire Strikes Back" (El Imperio contraataca) y "Return of the Jedi" (El retorno del Jedi)-, mientras que una trilogía rodada posteriormente -"The Phantom Menace" (La amenaza fantasma), "Attack of the Clones" (El ataque de los clones) y "Revenge of the Sith" (La venganza de los Siths)- describiría los eventos previos al largometraje inicial. 

Considerada un hito del Séptimo Arte, principalmente por el uso de unos efectos especiales totalmente innovadores para su época, es además uno de los títulos más exitosos de la Historia, así como uno de los más influyentes en la cinematografía contemporánea.

Obtuvo seis Oscars (dirección artística, vestuario, efectos visuales, montaje, sonido y banda sonora) de un total de diez nominaciones (incluidas las de mejores película, director, guion original y actor secundario). 

Se convirtió asimismo en la película más taquillera de todos los tiempos, hasta que en 1982 fue superada por “E.T., el extraterrestre”, de Steven Spielberg. En 1989, la National Film Registry de la Biblioteca de Estados Unidos la añadió dentro de la categoría de «película cultural, estética o históricamente importante», mientras que el guion de Lucas fue elegido por el gremio Writers Guild of America como uno de los mejores jamás redactados. 

Mención especial merece la banda sonora del maestro John Williams. Por recomendación de su amigo Steven Spielberg, Lucas decidió contratar al compositor, que ya había ganado la estatuilla dorada de Hollywood gracias a su sensacional trabajo en "Tiburón". El American Film Institute catalogó igualmente la banda sonora de Star Wars como «la mejor de todos los tiempos» en su listado “AFI's 100 años... 25 años de bandas sonoras”.


Escenas de la película







viernes, 21 de abril de 2017

JOHN WICK: PACTO DE SANGRE (John Wick: Chapter 2)

A los escasos minutos de proyección, el desenfreno de cadáveres, tiros y violencia ya evidenciaban lo que cabría esperar del resto del metraje de “John Wick 2”, cinta estrenada con el subtítulo de “Pacto de sangre”. Se trata de un proyecto ideado como una loa a las peleas coreografiadas y a la furia desmedida, a la acción entendida como feroz desahogo que busca el alivio provocado por el ensañamiento. Dicen que, para alguien que acumula grandes dosis de rabia contenida, no hay nada tan reparador como ponerse unos guantes de boxeo y dedicarse a golpear un saco. En tal caso, los creadores de esta historia deben albergar en su interior un torrente de agresividad que han tratado de liberar y saciar a través de la filmación de estas luchas y enfrentamientos. 
Su director, Chad Stahelski, ha desarrollado una larga carrera como especialista de cine, participando en la saga “Matrix” y en títulos como “Alien: Resurrección”, “El mañana nunca muere”, “Spiderman 2”, “La jungla 4.0”, “X-Men orígenes: Lobezno” y “Los juegos del hambre”, entre un largo etcétera. Hasta la fecha sólo ha realizado dos películas, precisamente las dos entregas de “John Wick”. La primera se estrenó en el año 2014 y ahora llega a las carteleras la segunda. Stahelski posee, sin duda, un conocimiento muy preciso de las técnicas de rodaje de confrontaciones físicas y un elevado dominio de la plasmación de secuencias arriesgadas. Porque esa -y no otra- es la base de este largometraje. Así que, quienes busquen una experiencia cinematográfica cimentada sobre los combates cuerpo a cuerpo, las contiendas intensas y cualquier manifestación descarnada de resolución de conflictos, tienen en este film una vía interesante para canalizar sus aspiraciones. En ese sentido, es justo reconocer que, desde el punto de visual, deslumbra a ratos. 
No obstante, a mí me cuesta aguantar más de dos horas sentado en una butaca si el principal reclamo que me ofrecen consiste en una sobredosis de furor intenso. A los pocos minutos pierdo el interés por la trama y sus personajes, y la proyección se me hace eterna, por más que a muchos otros espectadores les resulte muy gratificante y recomendable esta pizca de originalidad a la hora de plasmar semejante coctel de balas, golpes y muerte. Pero todos los que aspiren a algo más sentirán que el guion no avanza, enredado en una apabullante y perpetua exhibición de guantazos, patadas y disparos. Pese a ello, algunas de sus propuestas me sorprendieron y varias de sus escenas están revestidas de una cierta elegancia visual. Por momentos uno no sabe si está asistiendo a una dura refriega o un extraño ballet. En todo caso, dentro de este subgénero tan peculiar, se trata de una apuesta con un nivel de ingenio superior a la media. 
El legendario asesino John Wick se ve obligado a salir de su retiro porque un antiguo socio se halla inmerso en un complot para controlar la siniestra hermandad internacional de asesinos. Comprometido por un juramento de sangre, Wick viaja a Roma para ayudarle. Allí se tendrá que enfrentar en una guerra despiadada a algunos de los mercenarios más letales del mundo. 
Dos de los protagonistas de la trilogía “Matrix” -Keanu Reeves y Laurence Fishburne- encabezan el reparto. El primero encarna al personaje que da nombre a la cinta y lleva a cabo una recreación eficaz. El segundo continúa explotando su sugestiva presencia física ante la cámara. Los actores Ruby Rose, John Leguizamo e Ian McShane completan el equipo artístico.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Título original: John Wick: Chapter Two
Año: 2017
Duración: 122 min.
País: Estados Unidos
Director: Chad Stahelski
Guion: Derek Kolstad
Música: Tyler Bates, Joel J. Richard
Fotografía: Dan Laustsen
Reparto: Keanu Reeves, Riccardo Scamarcio, Bridget Moynahan, Ruby Rose, Peter Stormare, Ian McShane, Common, Alex Ziwak, Margaret Daly, Heidi Moneymaker, Laurence Fishburne, Lance Reddick, Claudia Gerini, John Leguizamo, Franco Nero

martes, 18 de abril de 2017

JAMES FRANCO

James Franco nació en la ciudad californiana de Palo Alto el 19 de abril de 1978. Actor, guionista, director y productor cinematográfico, también ha probado otras facetas artísticas, como las de escritor, músico y pintor. 

Comenzó su andadura de intérprete interviniendo en episodios de series de televisión como “Pacific Blue” o “Expediente X”, hasta conseguir cierta fama con el serial “Freaks and Geeks”. También en la pequeña pantalla había encarnado a James Dean en el telefilm dirigido por Mark Rydell “James Dean” (2001), por el que ganó un Globo de Oro y fue nominado al Premio Emmy. 

Posteriormente intervino en varios títulos cinematográficos destinados al consumo del público adolescente, como su debut en “Nunca me han besado” (1999) de Raja Gosnell. Logró su gran oportunidad al aparecer junto a Tobey Maguire y Kirsten Dunst en la adaptación de Sam Raimi del cómic “Spider-Man” (2002), dando vida a Harry Osborne. Continuaría en la saga con la segunda y tercera partes (2004 y 2007).

Otros títulos de su filmografía son “Condenado” (2002), “Tristán e Isolda” (2005) y “En el valle de Elah” (2007), drama en el que acompañó a Tommy Lee Jones y Charlize Theron. Participó en el biopic “Mi nombre es Harvey Milk” (2008), haciéndose cargo del papel de Scott Smith y al lado de Sean Penn. En “Come, reza, ama” (2010) compartió créditos con Julia Roberts y Javier Bardem. Ese mismo año protagonizó “127 horas” (2010) a las órdenes de Danny Boyle, en el rol del escalador Aron Ralston. Por este trabajo recibió una candidatura a la estatuilla dorada como mejor actor protagonista. También se convirtió en el poeta Allen Ginsberg en “Howl” (2010). 

En “El origen del planeta de los simios” (2011), fue un científico que experimentaba con la inteligencia de los primates. Ya en 2013 repitió con Raimi en “Oz, un mundo de fantasía” y su amigo Seth Rogen le dirigió en “The Interview” (2014), comedia en la que tenía como misión asesinar al presidente norcoreano. Al año siguiente encabezó junto a Jonah Hill el reparto del thriller “Una historia real” (2015).


Escena de "127 horas"





Escena de "Mi nombre es Harvey Milk"



domingo, 16 de abril de 2017

FESTIVAL DE CINE DE TRIBECA 2017 (Tribeca Film Festival)

Del 19 al 30 de abril tendrá lugar la 16ª entrega del Festival de Tribeca (Nueva York), uno de esos eventos escondidos en el calendario del circuito norteamericano que siempre suele dejar tras su paso alguna joya. Para esta edición las miradas se sitúan sobre el nuevo trabajo de James Ponsoldt, un director formado y aupado en Sundance que parece subir un escalón más con el thriller tecnológico “The Circle”, protagonizado por Emma Watson, Tom Hanks y John Boyega. Es el gran reclamo de un certamen en cuyas secciones competitivas hay pocos nombres conocidos, pero sí bastante margen para la sorpresa. 



PROGRAMA DEL FESTIVAL


U.S. Narrative Competition
■ Aardvark, dirigida por Brian Shoaf. Con Jenny Slate, Zachary Quinto y Jon Hamm. 
■ Abundant Acreage Available, dirigida por Angus MacLachlan. Con Terry Kinney y Amy Ryan. 
■ Blame, dirigida por Quinn Shephard. 
■ The Endless, dirigida por Justin Benson y Aaron Moorhead. 
■ Flower, dirigida por Max Winkler. Con Kathryn Hahn y Adam Scott. 
■ Keep the Change, dirigida por Rachel Israel. 
■ Love After Love, dirigida por Russell Harbaugh. Con Andie MacDowell y Chris O’Dowd. 
■ One Percent More Humid, dirigida por Liz W. Garcia. Con Julie Garner, Juno Temple y Alessandro Nivola. 
■ Saturday Church, dirigida por Damon Cardasis. 
■ Thirst Street, dirigida por Nathan Silver. Con Lindsay Burdge, Actor Martinez, Damien Bonnard y Esther Garrel. 

International Narrative Competition
■ The Divine Order (Die göttliche Ordnung), dirigida por Petra Volpe (Suiza). 
■ Holy Air (Hawa Moqaddas), dirigida por Shady Srour (Israel). 
■ King of Peking, dirigida por Sam Voutas (China, Australia). 
■ Nadie nos mira, dirigida por Julia Solomonoff (Colombia). 
■ November, dirigida por Rainer Sarnet (Estonia). 
■ Sambá, dirigida por Laura Amelia Guzmán y Israel Cárdenas (República Dominicana). 
■ Son of Sofia (O Gios tis Sofias), dirigida por Elina Psykou (Bulgaria). 
■ Tom of Finland, dirigida por Dome Karukoski (Finlandia). 

World Documentary Competition
■ Bobbi Jene, dirigida por Elvira Lind (Dinamarca). 
■ Copwatch, dirigida por Camilla Hall. 
■ The Death and Life of Marsha P. Johnson, dirigida por David France. 
■ The Departure, dirigida por Lana Wilson. 
■ No Man’s Land, dirigida por David Byars. 
■ The Reagan Show, dirigida por Pacho Vélez y Sierra Pettengill. 
■ A River Below, dirigida por Mark Grieco (Colombia). 
■ The Sensitives, dirigida por Drew Xanthopoulos. 
■ Shadowman, dirigida por Oren Jacoby. 
■ A Suitable Girl, dirigida por Smriti Mundhra and Sarita Khurana. 
■ True Conviction, dirigida por Jamie Meltzer. 
■ When God Sleeps, dirigida por Till Schauder. 

Galas
■ The Circle, dirigida por James Ponsoldt. Con Emma Watson, Tom Hanks, John Boyega. 
■ Can’t Stop, Won’t Stop: The Bad Boy Story, dirigida por Daniel Kaufman. 

Clausura
■ El Padrino I & II, de Francis Ford Coppola (1972 - 1974).

jueves, 13 de abril de 2017

FAST & FURIOUS 8 (The Fate of the Furious)

Hace algunos meses viajé a México en uno de esos modernos y enormes aviones destinados a las largas travesías, donde se ofrece al pasaje la posibilidad de ver películas y series de televisión en diminutas pantallas individuales. La mayoría de las personas a mi alrededor, de sexo y edades diferentes, había elegido la opción de “Fast & Furious 7” entre más de una decena de cintas de diversos géneros cinematográficos. Un número muy elevado de ellos se decantó, pues, por la séptima entrega de la ya legendaria saga. Convencido de que sería una mera casualidad de mi zona de asientos de la aeronave, me dispuse a estirar las piernas y dar un pequeño paseo a lo largo del aparato para comprobar los gustos de los demás pasajeros y mis dudas se disiparon de inmediato. Las aventuras de los musculados Vin Diesel y Dwayne Johnson arrasaban entre las preferencias de los viajeros. 
De hecho, el largometraje ya había obtenido unos inmejorables resultados de taquilla, superando los mil quinientos millones de dólares a nivel mundial, indicando que se trata de films que atraen al público de forma indiscutible. No obstante, los primeros títulos de la franquicia no obtuvieron, ni por asomo, unos ingresos tan desorbitados. De todas formas, esa popularidad no debe encandilarnos. Tal y como expresaba en su maravillosa comedia “Annie Hall” Woody Allen, "Nixon fue popular. Los hula-hoops fueron populares. La epidemia de tifus fue popular. La cantidad no significa calidad". 
Lo cierto es que, como consecuencia de semejante recaudación, ha llegado a las carteleras esta octava entrega y sus productores se han apresurado a anunciar oficialmente la novena para 2019 y la décima para 2021. A este paso, se va a convertir en el serial más longevo y rentable de la historia del Séptimo Arte. Es de suponer que el objetivo sea incrementar las cifras cada vez más. Destruir mayor número de coches, rodar secuencias más espectaculares y someter a los protagonistas a situaciones más increíbles, porque aquí el guion es lo de menos. Carreras más veloces, explosiones más exageradas, persecuciones más largas, accidentes más aparatosos. Más y más. Desde luego, si esas eran las pretensiones, cabe concluir que las han logrado todas. Cuando creía que mi capacidad de asombro y la falta de pudor de los guionistas habían llegado a sus respectivos límite, no me ha quedado más remedio que reconocer que este nuevo título me ha demostrado que no. Todavía quedaba margen para mi sorpresa y, por lo que ser refiere a quienes idean las tramas de “Fast & Furious”, tampoco han alcanzado su máxima cota de extravagancia. 
F. Gary Gray, novato en cuanto a la saga pero con alguna experiencia en el rodaje de carreras de vehículos (“The Italian Job”) y de thrillers de acción (“Diablo”, “Un ciudadano ejemplar”), dirige la cinta. No se le puede negar su dominio de la narración propulsada a base de testosterona y su comodidad con la estética macarra. Eso sí, el drama de los personajes resulta de cartón piedra y, además, del barato. Sin embargo, los efectos especiales son de los muy caros. Cuestión de prioridades que, tanto los productores como el propio realizador, tienen meridianamente claras. Lo importante no es la historia, sino las peleas coreografiadas, los diálogos rebosantes de chulería, los atuendos marcando curvas y músculos y, sobre todo, la velocidad. Una apabullante velocidad. Y en esto hay que reconocer que no tienen rival. 
La mayor parte de los actores repite de nuevo. Vin Diesel, como Dominic Toretto; Dwayne Johnson, como Hobbs; Jason Statham, como Deckard Shaw; Michelle Rodriguez, como Letty; Elsa Pataky, como Elena; y Kurt Russell, como Mr. Nobody. Todos ellos continúan. En esta ocasión se incorporan al reparto dos figuras de empaque. La primera es Helen Mirren, de quien ignoro los motivos que le han impulsado a embarcarse en este proyecto. La segunda es Charlize Theron, en cuya deriva profesional sigue comportándose de un modo errático y desigual. Muy lejos quedan sus notables interpretaciones en “Las normas de la casa de la sidra”, “La leyenda de Vagger Vance” o, incluso, “Noviembre dulce”.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film
Título original: The Fate of the Furious
Año: 2017
Duración: 136 min.
País: Estados Unidos
Director: F. Gary Gray
Guion: Chris Morgan, Gary Scott Thompson
Música: Brian Tyler
Fotografía: Stephen F. Windon
Reparto: Vin Diesel, Dwayne "The Rock" Johnson, Jason Statham, Charlize Theron, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Ludacris, Helen Mirren, Scott Eastwood, Chris Bridges, Kurt Russell, Kristofer Hivju, Nathalie Emmanuel, Don Omar, Tego Calderon, Elsa Pataky, Luke Evans

martes, 11 de abril de 2017

CLAIRE DANES

Claire Danes nació en Nueva York el 12 de abril de 1979. Actriz estadounidense, ganadora de cuatro Globos de Oro, tres Emmy y dos Premios del Sindicato de Actores, realizó su primer trabajo como intérprete en la serie de televisión “My So-Called Life” (1994), cuyo papel consiguió tras acudir a un casting para “La lista de Schindler”. 

Debutó en la pantalla grande con la cinta “Mujercitas” (1994), una adaptación del clásico de Louise May Alcott dirigida por Gillian Armstrong. Alcanzó la fama gracias al largometraje “Romeo y Julieta” (1996),  co-protagonizado por Leonardo Di Caprio a las órdenes de Baz Luhrmann 

Dentro de su filmografía destacan “A casa por vacaciones” (1995), de Jodie Foster, “Giro al infierno” (1997), de Oliver Stone, “Legítima defensa” (1997), de Francis Ford Coppola, “Las horas” (2002), de Stephen Daldry y “El caso Welles” (2007), de Wai-Keung Lau. 

No obstante, sus mayores éxitos profesionales los ha alcanzado en el medio televisivo con las series “My So-Called Life” (Es mi vida) -por la que ha ganó un Globo de Oro- y “Homeland” -que le reporto dos-. El cuarto lo recibió por su participación en “Temple Grandin”.


Escena de "Romeo y Julieta"




Escena de "Legítima defensa"





viernes, 7 de abril de 2017

VIDA (Life)

Es imposible asistir a la proyección de “Life (Vida)” sin tener la sensación de estar ante una empeorada versión de “Alien”. La temática, la escenografía y buena parte de los recursos narrativos hacen inevitable la comparación. En esa confrontación, el nuevo largometraje no sale victorioso. Es verdad que, pese a su ajustado presupuesto de apenas sesenta millones de dólares (inusualmente bajo para este tipo de proyectos de la industria norteamericana), puede presumir de cierta corrección técnica y de un aceptable ritmo en algunos tramos del metraje. Pero aquellos aficionados que conozcan las desventuras de Ellen Ripley no hallarán aquí nada especialmente relevante. La conclusión clara es que, ya a finales de los años setenta, se logró filmar una cinta ambientada en el espacio interestelar con mayor calidad e interés cinematográfico, pese a sus inferiores medios económicos y avances técnicos. Y, a día de hoy, la obra de Ridley Scott continúa siendo un referente del género de la ciencia ficción, circunstancia que debería hacer reflexionar a los actuales cineastas y productores. 
Su director es Daniel Espinosa quien, pese a su nombre de origen español, es un realizador sueco que comenzó su carrera profesional en dicho país nórdico, filmando algunos títulos de complicada pronunciación que ni siquiera fueron estrenados en España. En 2011 llegó a nuestras pantallas “Dinero fácil”, una de sus producciones de relativo éxito. De hecho, rodó una segunda parte en la que intervino únicamente desempeñando las tareas de productor ejecutivo. Ya por aquel entonces manifestaba sus preferencias por el thriller de acción. Un año después dio el salto a Estados Unidos para rodar su largometraje más conocido, “El invitado”, contando en su reparto con dos estrellas tan mediáticas como Denzel Washington y Ryan Reynolds. Se trataba de una cinta heredera de la estética de Tony Scott en la pretendía compaginar la intriga con la acción. Dispuso para ello de la considerable cifra de ochenta y cinco millones de dólares y consiguió una recaudación aceptable (doscientos millones a nivel mundial), aunque menor de la esperada. Su último estreno ha sido “El niño 44”, un drama bélico y de intriga que no acabó de funcionar en ningún aspecto. 
Sus expectativas iniciales prometían dosis de intensidad y originalidad que se diluyeron con el transcurso de los minutos. Ahora, sin grandes defectos ni fallos especialmente llamativos, tampoco logra destacar por nada, moviéndose en ese margen tan descorazonador para los versados amantes del Séptimo Arte que se reserva a las versiones apócrifas con inferiores resultados que las originales. Es posible que los espectadores de la nueva generación que acudan a las salas sin haber disfrutado de las muestras más ilustrativas del género puedan sentirse impresionados con este despliegue visual. Pero, fuera de ese concreto círculo, no le auguro demasiado éxito a esta cinta. Además de la mítica saga ya mencionada, yo les recomendaría otros ejemplos, como “Moon” de Duncan Jones, “Solaris” de Steven Soderbergh o “Sunshine” de Danny Boyle, todos ellos estrenados en el siglo XXI y que ofrecen innovación técnica, historias con contenido y personajes con gancho. 
El equipo artístico está formado por los actores Jake Gyllenhaal, Hiroyuki Sanada, Ryan Reynolds y Rebeca Ferguson. El primero cuenta en su filmografía con títulos tan relevantes como “Prisioneros”, “Nightcrawler”, “Brokeback Mountain” y, sobre todo, “Zodiac” de David Fincher, en los que demuestra su eficacia y versatilidad. Sanada ha intervenido en la ya citada “Sunshine” y Reynolds en la también mencionada “El invitado”. En cuanto a Ferguson, ha estrenado recientemente “La chica del tren” y “Florence Foster Jenkins”.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Título original: Life
Año: 2017
Duración: 103 min.
País: Estados Unidos
Director: Daniel Espinosa
Guion: Rhett Reese, Paul Wernick
Música: Jon Ekstrand
Fotografía: Seamus McGarvey
Reparto: Jake Gyllenhaal, Rebecca Ferguson, Ryan Reynolds, Hiroyuki Sanada, Ariyon Bakare, Olga Dihovichnaya, Alexandre Nguyen

martes, 4 de abril de 2017

BETTE DAVIS

Bette Davis nació en Massachusetts el 5 de abril de 1908 y falleció en París el 6 de octubre de 1989. Intérprete estadounidense de teatro, cine y televisión, fue la primera mujer en presidir la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Obtuvo el Oscar a la mejor actriz en dos ocasiones y fue también la primera persona en alcanzar diez nominaciones a las célebres estatuillas doradas y en recibir el galardón a la trayectoria profesional del American Film Institute. 

Existe el rumor de que fue ella quien bautizó el popular premio hollywoodiense, ya que encontraba sus rasgos semejantes a los de su segundo esposo, llamado Oscar. 

Su filmografía es muy amplia y en ella destacan “Peligrosa” de Alfred E. Green, “La loba”, “La carta” y “Jezabel” de William Wyler, “La gran mentira” de Edmund Goulding, “Como ella sola” de John Huston, “Una vida robada” y “La egoísta” de Curtis Bernhardt, “Llama un desconocido” de Jean Negulesco,“Eva al desnudo” de Joseph L. Mankiewicz, “Un gánster para un milagro” de Frank Capra y ¿”Qué fue de Baby Jane?” de Robert Aldrich. 

En el año 1974 recibió el prestigioso premio Cecil B. DeMille. En 1989 se desmayó durante la entrega de los galardones American Cinema, pero se recuperó lo suficiente como para viajar a España y ser homenajeada en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Tras su estancia en la capital vasca, su salud se deterioró rápidamente. Demasiado débil para realizar el largo viaje de regreso a EE. UU, se desplazó a Francia, falleciendo en París el día 6 de octubre. Contaba con 81 años.


Escena de "Eva al desnudo"




Escena de "Jezabel"