LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 29 de agosto de 2014

LUCY


En el año 2006, coincidiendo con el estreno del décimo largometraje de Luc Besson, el cineasta francés anunció a algunos medios de comunicación galos su intención de abandonar la actividad cinematográfica. Según sus propias palabras, estaba muy contento con las diez películas que había rodado y consideraba que su aportación al Séptimo Arte había llegado a su fin. En su currículum figuran títulos tan emblemáticos como “El gran azul”, “Nikita” y, sobre todo, “León: el profesional”. Cada uno de ellos obtuvo una gran repercusión y supusieron una notable aportación a la industria europea del cine. Sin embargo, apenas mantuvo su promesa un par de años, ya que en 2009 estrenó la secuela de “Arthur y los Minimoys”, de la que filmaría la tercera parte doce meses después. Además ha abordado en los últimos años proyectos tan diversos como “Malavita” o “Adèle y el misterio de la momia”. Por lo tanto, resulta difícil valorar el incumplimiento de aquel compromiso. 
Es cierto que sus mejores trabajos se sitúan en las décadas de los ochenta y los noventa y que ninguna de sus obras posteriores los han superado. Pero, pese a ello, no ha podido desprenderse de su condición de artista visionario y con estilo propio, capaz de proponer al espectador vistosas recreaciones de inverosímiles escenas. En ese sentido, “Lucy” recuerda vagamente a “Nikita” y a “León: el profesional”, aunque sin alcanzar los niveles de calidad, magnetismo y genialidad de aquellos inicios profesionales. Y, por más que en la promoción del film el realizador ha insistido hasta la saciedad en que este personaje femenino no es una Nikita de nueva generación, los paralelismos son claros. 
Cuenta la historia de una joven inocente que, tras verse envuelta en una trama mafiosa, es obligada a transportar droga. Cuando, de modo accidental, la sustancia es digerida por su cuerpo, pasa a adquirir una serie de poderes sobrenaturales. A partir de entonces se convierte en una asesina implacable que dispone de algunas habilidades más propias de una heroína de cómic. Es obvio que, ante semejante argumento, es preciso acudir a la sala de proyección con una mentalidad desenfadada, como la que poseen los aficionados a la ciencia ficción más gamberra. De lo contrario, la propuesta se tornará absurda e indigesta. Pero, asumida como un entretenimiento irreverente, cómico y desenfrenado, puede ser una opción para huir de los calores veraniegos durante un rato. En otras palabras, funciona en la medida en que el público sea receptivo al peculiar universo violento de un Besson que ha evolucionado hacia el surrealismo, dejando por el camino buena parte de la intensidad emocional de sus personajes de antaño. 
Por lo que a mí respecta, sigo añorando aquellos primeros films que me divirtieron y emocionaron (entonces y ahora) y, aunque continúo percibiendo el talento de su responsable a día de hoy, no puedo evitar constatar en él cierta decadencia. Otra cosa es que, incluso decadente, sea mejor que muchos de los directores del género de acción de la actualidad. 
Dentro del equipo artístico destaca su protagonista absoluta, una correcta y efectiva Scarlett Johansson, que se desenvuelve con soltura en un proyecto que, por sus características, no era sencillo. En todo caso, me preocupa que, tras sus apariciones en “Los vengadores”, “Capitán América” y sus correspondientes secuelas, limite su carrera a este concreto subgénero, habida cuenta la valía que ha demostrado en cintas como “Match Point”, “Lost in Translation” o “La joven de la perla”. La acompaña en el reparto Morgan Freeman, eterno secundario de lujo.

Trailer en castellano



Trailer en versión original






martes, 12 de agosto de 2014

IN MEMORIAM, ROBIN WILLIAMS: ¡Oh capitán, mi capitán!

El célebre cómico y actor Robin Williams ha fallecido. Nació el 21 de julio de 1951 en Chicago y su muerte se produjo en Marin County, California. Acudió a clases de interpretación en la Juilliard School de Nueva York, en donde estudió con John Houseman junto a Christopher Reeve, quien se convirtió en uno de sus mejores amigos, y en la Universidad de Marin, Kentfield, California. También cursó durante un tiempo Ciencias Políticas en la Universidad de Claremont, California. 

En el año 1977 Robin debutó en la pequeña pantalla con la serie de humor "Laugh-In". Un año después fue el protagonista de la teleserie "Mork y Mindy". Esta emisión le concedió la popularidad en los Estados Unidos y un Globo de Oro como mejor actor de comedia de televisión por su papel de Mork. 

El primer papel cinematográfico de Williams fue encarnando a "Popeye" (1980), película dirigida por Robert Altman en la que el actor de Chicago dio vida al famoso marino amante de las espinacas creado por E. C. Segar. En los años 80 intervino en títulos, preferentemente comedias, como "El mundo según Garp" (1982), de George Roy Hill, basado en una novela de John Irving, "Un ruso en Nueva York" (1984), film de Paul Mazursky en el que interpretó a un músico soviético de un circo que busca asilo político en los Estados Unidos, "Good Morning, Vietnam" (1987) de Barry Levinson, o "El club de los poetas muertos" (1989), a las órdenes de Peter Weir y por el que fue nominado al Oscar por su interpretación del profesor John Keating. Con anterioridad había sido candidato a la estatuilla por "Good Morning Vietnam", consiguiendo el Globo de Oro. 

La década de los 90 resultó más prolífica para Williams, que logró ganar un Oscar por "El indomable Will Hunting" (1997), de Gus Van Sant, gracias a su personaje del psicólogo Sean McGuire, y ser nominado por "El rey pescador" (1991), cinta del miembro de los Monty Phyton Terry Gilliam. En este período también consiguió tres Globos de Oro, uno por "El rey Pescador", otro por la comedia con falsa identidad "La señora Doubfire" (1993) y un tercero por su voz en la película de animación "Aladdin" (1992). Además, en 2005 recibió un cuarto a título honorífico. Otros títulos de su filmografía son "Insomnio" (2002) de Christopher Nolan o “Más allá de los sueños” (1998) de Vincent Ward.

Escena de la película "El club de los poetas muertos"



Escena de la película "El indomable Will Hunting" 




viernes, 1 de agosto de 2014

BEGIN AGAIN

El joven realizador irlandés John Carney comenzó a hacerse un hueco en el complicado universo del Séptimo Arte en el año 2006 con “Once”, largometraje que resultó premiado en varios certámenes cinematográficos. Galardonado en el Festival de Sundance, acreedor de un “Independent Spirit Awards” y reconocido por diversas asociaciones de críticos, el cineasta dublinés logró emocionar a los espectadores con aquel peculiar romance entre dos cantantes callejeros. Ahora, manteniendo más de un punto en común con su anterior éxito, estrena “Begin Again”, una cinta que continúa destilando ese discreto encanto de la comedia independiente, pese a contar en su reparto con algunas estrellas de renombre. El principal mérito de Carney estriba en haberse sabido introducir en la correosa industria norteamericana sin renunciar a su estilo creativo y auténtico, escribiendo sus propios guiones y no dejándose arrastrar por ese tsunami de ordinariez que aqueja al género cómico del otro lado del Atlántico. 
“Begin Again” cuenta la historia de dos personas que coinciden en ese preciso instante en el que se sienten derrotados por la vida. Ella es Greta, una vocalista y compositora abandonada por su novio justo cuando éste alcanza fama y popularidad. Él es Dan, un ejecutivo discográfico en horas bajas, ya que acaba de ser despedido de su trabajo. Tras presenciar la actuación de la joven en un pequeño local, queda prendado de ella y le propone emprender una aventura laboral conjunta que les transformará a ambos. El film se construye de nuevo sobre los mismos pilares de “Once”: la música, los personajes fracasados y una relación atípica pero entrañable, denominadores comunes que lo convierten en un título muy de agradecer en este verano cuya cartelera peca de terceras, cuartas y enésimas partes de sagas exprimidas hasta la saciedad. El próximo proyecto del director, “Sing Street”, tiene previsto su estreno en 2015 y su protagonista es un niño que crece en Dublín en los años ochenta y después decide escaparse a Londres para fundar una banda, confirmando así que Carney lleva la música en la sangre. 
Gracias a un tono narrativo simpático y reflexivo, la película entretiene y divierte de forma continua a lo largo de todo el metraje. Su responsable no cae en ningún momento en la cursilería ni en el despropósito y firma una comedia diferente, lo que en los tiempos que corren puede considerarse todo un triunfo. Es muy complicado alcanzar el punto exacto en el que se combinen la credibilidad de la historia y de los personajes con la dosis de sensibilidad y el pequeño margen de extravagancia necesarios en el género del humor. Pero en esta ocasión el resultado es muy notable y hace recomendable su visión. 
Los intérpretes aciertan igualmente en el desempeño de su cometido. De un lado está Keira Knightley, una actriz todoterreno que ha triunfado en el drama, la comedia y el género de aventuras. Su sonrisa encandila desde que asoma en su rostro y es un lujo para ser filmada por la cámara y proyectada en imágenes. En breve presentará la también comedia “Laggies” y el thriller “The Imitation Game”. En cuanto a Mark Ruffalo, considero que todavía no ha demostrado el inmenso potencial que lleva dentro. Sus actuaciones en “Zodiac”, “Collateral” y “Mi vida sin mí” evidencian sin duda su enorme calidad y confío en que acierte en la elección de sus futuros papeles. Por lo pronto, su siguiente título, “Foxcatcher”, parece muy interesante. Completa el elenco el líder del célebre grupo “Maroon 5”, Adam Levine.

Trailer en castellano



Trailer en versión original



Datos del film

Película: Begin again.
Dirección y guion: John Carney.
País: USA. Año: 2013. Duración: 104 min. Género: Comedia dramática.
Interpretación: Mark Ruffalo (Dan), Keira Knightley (Greta), Adam Levine (Dave), Hailee Steinfeld (Violet), Catherine Keener (Miriam), Mos Def (Saul).
Producción: Tobin Armbrust, Anthony Bregman.
Música: Gregg Alexander.
Fotografía: Yaron Orbach.
Montaje: Andrew Marcus.
Diseño de producción: Chad Keith.
Vestuario: Arjun Bhasin.