LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

jueves, 30 de agosto de 2012

EL LEGADO DE BOURNE (The Bourne Legacy)

Rodar una película de la saga Bourne sin Bourne es un ejercicio de alquimia muy complicado. Es como hacer un film de Spiderman sin Spiderman o uno de Indiana Jones sin Indiana Jones. Para quienes se acerquen a las salas de proyección porque les gustaron las entregas anteriores y porque (como es mi caso) quedaron sugestionados por su protagonista, la ausencia tanto de Matt Damon como del personaje al que representa pesa y mucho. En ese sentido, “El legado de Bourne” es un largometraje que no puede evitar el hecho de que el espectador añore lo que le falta en lugar de centrarse en lo que se le ofrece para sustituirlo.
En mi opinión, las tres primeras cintas constituyen la mejor trilogía de cine de acción –considerado como género puro, sin mezclarse con otros como la ciencia ficción o el cine fantástico- de los últimos tiempos. De hecho, ha logrado una meta tan inusual para dicho género como que los críticos la hayan encumbrado a la altura de las mejores películas. Normalmente, este tipo de cine tiene que cargar con la etiqueta de la escasa calidad y sus títulos nunca acceden a las nominaciones a mejor película del año. Sin embargo, El ultimátum de Bourne, además de ganar tres Oscar, fue nominado a los BAFTA británicos al mejor largometraje y diversas asociaciones de críticos como la National Board of Review lo incluyeron también entre los más destacados de 2007. Por todo ello, El legado de Bourne ha tenido que lidiar con dos hándicaps muy importantes. El primero, el ya comentado de continuar con la historia sin su ingrediente principal. El segundo, intentar mantener un nivel que estaba demasiado alto. Y, la verdad, es una pena porque, dejando a un lado esos problemas iniciales, se trata de una buena película, de una propuesta correcta que alcanza unos grados de intensidad y emoción muy superiores a la media de otros films similares.
Al margen del entramado asociado al personaje de Jason Bourne, si el espectador es capaz de separar esta historia de sus predecesoras se encontrará ante una cinta muy digna y que le entretendrá. El posible inconveniente es que no pueda llevar a cabo esa labor de separación y recuerde inevitablemente aquello que no está, algo que no le ocurrirá a quien no haya visionado las partes anteriores. En ese sentido, esta modificación radical a la hora de seguir con la trama se ha traducido en una menor afluencia de público. Si El ultimátum de Bourne recaudó en Estados Unidos más de doscientos veinte millones de dólares y casi cuatrocientos cincuenta a nivel mundial, El legado de Bourne no ha sobrepasado los ochenta en el mercado norteamericano y apenas ha superado los cien en todo el planeta. Es obvio, por lo tanto, que las ausencias pesan como una losa.
Uno de los puntos fuertes sobre los que descansa este proyecto son los actores que integran el reparto. Todos ellos son excelentes profesionales que realizan un trabajo muy meritorio. Jeremy Renner ha destacado en sus participaciones en En tierra hostil o The Town y hay que reconocerle una buena presencia en pantalla. Es un intérprete con carácter y que aumenta el valor de los proyectos en los que interviene. En cuanto a Rachel Weisz, es un lujo de actriz que ya cuenta con una estatuilla de Hollywood gracias a su maravillosa interpretación en El jardinero fiel y cuya intervención igualmente mejora los rodajes en los que participa. De forma más secundaria les acompañan los siempre eficaces Edward Norton, Scott Glenn y Joan Allen.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film:

Película: El legado de Bourne. Título original: The Bourne legacy.
Dirección: Tony Gilroy.
País: USA. Año: 2012. Duración: 135 min. Género: Acción, thriller.
Interpretación: Jeremy Renner (Aaron Cross), Rachel Weisz (Dra. Marta Shearing), Edward Norton (coronel Eric Byer), Joan Allen (Pamela Landy), Albert Finney (Dr. Albert Hirsch), Oscar Isaac (Nº 3), Stacy Keach (almirante Turso), Scott Glenn (Ezra Kramer), David Strathairn (Noah Vosen), Donna Murphy (Dita).
Guion: Tony Gilroy y Dan Gilroy; basado en la novela de Eric van Lustbader, inspirada a su vez en los personajes creados por Robert Ludlum.
Producción: Patrick Crowley, Frank Marshall, Ben Smith y Jeffrey M. Weiner.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Robert Elswit.
Montaje: John Gilroy.
Diseño de producción: Kevin Thompson.
Vestuario: Shay Cunliffe.

viernes, 24 de agosto de 2012

69ª EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE VENECIA (69th Venice International Film Festival)

Del 29 de agosto al 8 de septiembre se celebrará la 69ª edición del Festival de Cine de Venecia, uno de los más prestigiosos certámenes del circuito internacional calificado con la clase A. Es también el festival más antiguo del mundo, creado en 1932. Espacio obligado para los grandes cineastas, ha recibido estrenos de prácticamente todos los directores de la nueva ola del cine francés, los comienzos de la carrera de Akira Kurosawa, el mejor cine americano de los setenta y los ochenta y, por supuesto, un enfoque hacia el cine italiano más allá de la presencia internacional.

Por primera vez en este evento Hollywood no tendrá protagonismo y serán tan solo tres películas las que participarán en esta edición compitiendo por el León de Oro. Las películas y los actores que las interpretan son:

"Spring Breakers" con Selena Gómez, Harmony Korine y James Franco.

"To The Wonder" con Ben Affleck, Rachel Weisz, Rachel McAdams y Javier Bardem.

"At Any Place" con Zac Efron, Dennis Quaid y Ramin Bahrani.


Como ya recordamos, se trata del festival de cine más antiguo del mundo y será solo en esta ocasión, después de siete años, cuando la Mostra no será dirigida por Marco Müller.

La lista de cintas a competición queda como sigue:
“To The Wonder” Terrence Malick (U.S.)
“Something in the Air” Olivier Assayas (France)
“Outrage:Beyond” Takeshi Kitano (Japan)
“Fill The Void” Rama Bursztyn and Yigal Bursztyn (Israel)
“Pieta” Kim Ki-duk (South Korea)
“Dormant Beauty” Marco Bellocchio (Italy)
“E’ stato il figlio” Daniele Cipri (Italy)
“At Any Price” Ramin Bahrani (US, UK)
“La cinquième saison” Peter Brosens, Jessica Woodworth (Belgium, Netherlands, France)
“Un giorno speciale” Francesca Comencini (Italy)
“Passion” Brian De Palma (France, Germany)
“Superstar” Xavier Giannoli (France, Belgium)
"Spring Breakers” Harmony Korine (US)
“Thy Womb” Brillante Mendoza (Philippines)
“Linhas de Wellington” Valeria Sarmiento (Portugal, France)
“Paradise: Faith” Ulrich Seidl (Austria, France, Germany)
“Betrayal” Kirill Serebrennikov (Russia)

Finalmente, el palmarés del Festival ha sido el siguiente:
Palmarés completo de la 69 edición de la Mostra de Venecia
- León de Oro a la Mejor Película para 'Pietà', de Kim Ki Duk.
- León de Plata a la Mejor Dirección para Paul Thomas Anderson por 'The Master'.
- Premio Especial del Jurado para Urlich Seidl por 'Paradise: Faith'.
- Copa Volpi a la Mejor Actriz para Hadas Yaron por 'Fill the Void'.
- Copa Volpi al Mejor Actor para Philip Seymour-Hoffman y Joaquin Phoenix por 'The Master'.
- Premio Marcello Mastronianni a los actores emergentes para Fabrizio Falco, por 'Bella Addormentata', de Bellocchio.
- Premio al Mejor Guión para Olivier Assayas por 'Après Mai'.
- Premio a la mejor contribución técnica para Daniele Cipri por 'E stato il figlio'.
- Premio Luigi de Laurentis a la mejor Opera Prima para 'Kuf (Mold)', de Ali Aydin.

Premios sección Horizontes
- Premio Horizontes para 'Three Sisters' de Bing Wang.
- Premio especial del jurado para 'Tango Libre', de Frédéric Fonteyne.

A continuación el trailer de uno de los largometrajes participantes: "Dormant Beauty"

 

jueves, 16 de agosto de 2012

SEAN PENN

Sean Justin Penn nació el 17 de agosto de 1960 en Santa Mónica, California. Es un actor y director estadounidense nominado a múltiples premios, ganador de dos Oscar, un Globo de Oro y un galardón del Sindicato de Actores. Hijo del realizador Leo Penn y de la actriz Eileen Ryan, su padre era de origen judío sefardí. El apellido Penn proviene del judeoespañol Piñón. Su madre era italiana por la rama paterna e irlandesa por la materna. Aunque sus progenitores fuesen un judío y una católica, él se declara agnóstico. Es hermano del también intérprete Chris Penn -fallecido en 2006- y del músico Michael Penn.
Estudió interpretación durante dos años en el Group Repertory Theater de Los Ángeles con la legendaria profesora de arte dramático Peggy Feury. Con veinte años se mudó a Nueva York y pronto consiguió debutar en el off-Broadway con "Heartland" (1981) de Kevin Heeland, obra que tan sólo se mantuvo un mes en cartel. No volvió a subirse a un escenario hasta la primavera de 1983 con "The Slab Boys" de John Byrne. Pero por entonces ya había pasado por Hollywood y estaba convencido de que su carrera estaba en el cine. Sus primeros filmes fueron "Taps", "Más allá del honor" (1981) de Harold Becker, "Aquel excitante curso" (1982) de Amy Heckerling y, ya como protagonista, "Bad Boys" (1983), un drama carcelario de Rick Rosenthal en el que ya se intuía al gran actor que había en él. Aunque poco recuerde el Penn de hoy a aquel joven de larga melena y brazos tatuados, una publicación de la época lo incluía entre los doce jóvenes con más futuro de Hollywood.
En 1985 se casó con la famosa cantante Madonna, con la que protagonizó "Shanghai Surprise" (1986). Se separaron cuatro años después de la boda. Títulos como "Colors" (1988), un film co-protagonizado con Richard Dreyfuss, "Corazones de hierro" (1989), historia bélica dirigida por Brian de Palma, o "No somos ángeles" (1989), una cinta co-protagonizada por Robert De Niro, fueron afianzando su nombre en el firmamento hollywoodiense. Ampliando su faceta profesional, en 1991 debutó como director con "Extraño vínculo de sangre" (1991), un largometraje protagonizado por David Morse, Viggo Mortensen y Valeria Golino. Con posterioridad, volvió a ponerse tras la cámara en títulos como "Cruzando la oscuridad" (1995), "El juramento" (2001) o “Hacia rutas salvajes” (2007). Asimismo ha dirigido vídeos musicales para cantantes como Jewel, Shania Twain o Peter Gabriel.
A mediados de los noventa comenzó a elevarse su categoría profesional, siendo nominado al Globo de Oro como mejor actor secundario por “Atrapado por su pasado” (1993) y como mejor actor principal por “Pena de muerte” (1995), “Acordes y desacuerdos” (1999) y “Yo soy Sam” (2000). El Globo de Oro lo obtuvo por su interpretación en “Mystic River” (2003). Su primera nominación a los Oscar fue gracias a su interpretación en “Pena de muerte” (1995), año en el que consiguió la estatuilla Nicolas Cage por “Leaving Las Vegas”. Más tarde volvió a ser candidato por “Acordes y desacuerdos” (1999), ganando el premio Kevin Spacey por “American Beauty”, y “Yo soy Sam” (2000), yendo a parar el galardón a manos de Denzel Washington por “Training Day”.
Finalmente consiguió el Oscar por su interpretación en “Mystic River” (2003), película dirigida por Clint Eastwood. Otros títulos de su filmografía son "La intérprete" (2005), thriller co-protagonizado por Nicole Kidman, o "Todos los hombres del Rey" (2006), drama político que adaptaba una conocida novela de Robert Penn Warren. En "Mi nombre es Harvey Milk" (2008) interpretaba al político homosexual que da titulo al film. Por su actuación logró el premio Oscar al mejor actor principal.

Alegunas escenas de sus películas más famosas:

MYSTIC RIVER:


HACIA RUTAS SALVAJES (Película dirigida por Sean Penn) Película íntergra.

sábado, 11 de agosto de 2012

PROMETHEUS

El director y productor británico Ridley Scott ha rodado a lo largo de su carrera profesional obras maestras -Alien, Blade Runner, Telma & Louise, Gladiador- y películas notables -American Gangster, Los duelistas, Black Hawk derribado-. También figuran en su filmografía algunas cintas prescindibles –La teniente O,Neill, por ejemplo, no es un largometraje comparable con los mejores títulos de su autor- pero se compensan con las sobresalientes contribuciones ya citadas, de modo que cada vez que estrena un proyecto es conveniente prestarle la atención que merece.
Pero si hay algo que destaca en este realizador es su versatilidad a la hora de afrontar géneros cinematográficos de lo más diverso con garantía de un resultado final más que aceptable. Del subgénero del cine de romanos al cine bélico, del drama al thriller, Scott puede enorgullecerse de haber contribuido con todos ellos a la historia del séptimo arte. Sin embargo, si existe un género por el que siempre será recordado, es el de la ciencia ficción. Tanto Blade Runner como Alien la revolucionaron de tal manera que no sólo encabezan las listas de mejores películas sino que, después de su estreno, se habla incluso de un antes y un después en dicho género. Prometheus es su última contribución a este peculiar universo. Se trata de un buen film que posee grandes aciertos -eficaz realización técnica, magnífica recreación visual del espacio futurista, muy lograda capacidad para mantener la tensión y escenificar escenas de terror-. Sin embargo, la relegación de los personajes frente a la acción y algunos fallos de guion impiden que pueda encumbrarse a las primeras posiciones y lastran un poco el resultado final. Se le ha querido dar un toque filosófico basado en el enfrentamiento científico/religioso sobre el origen del hombre que, además de quedarse a medias (posiblemente porque se pretenda rodar otra entrega de la saga que aporte respuestas que aquí quedan en el aire), origina algunas grietas en lugar de fortalecer y apuntalar la historia.
Pero todo lo expuesto anteriormente no es óbice para concluir que Prometheus es un buen título de ciencia ficción que, seguramente, agradará a los amantes del género y a los fans de Ridley Scott. Sus más de dos horas de notable intensidad e impacto visual se agradecen sobremanera en esta época en la que la falta de originalidad parece ser la tónica general.
Las actrices Noomi Rapace y Charlize Theron integran un reparto cuyas interpretaciones son correctas y, en algunos casos como el de Michael Fassbender, geniales. He de reconocer que este actor alemán me ha impresionado en el último año. Sus actuaciones en Una terapia peligrosa o Shame pueden calificarse de magistrales. Parece que nos encontramos ante un actor de culto que puede deparar un sobresaliente futuro profesional. Sensacional, por cierto, el homenaje que, precisamente a través del personaje de Fassbender se rinde a la película de David Lean Lawrence de Arabia.

Trailer en castellano



Trailer en versión original


Datos del film

Película: Prometheus.
Dirección: Ridley Scott.
País: USA. Año: 2012. Duración: 125 min. Género: Acción, ciencia-ficción, terror.
Interpretación: Noomi Rapace (Elizabeth Shaw), Charlize Theron (Meredith Vickers), Michael Fassbender (David), Guy Pearce (Peter Weyland), Idris Elba (Janek), Logan Marshall-Green (Charlie Holloway), Rafe Spall (Millburn), Sean Harris (Fifield), Emun Elliott (Chance), Benedict Wong (Ravel), Patrick Wilson (padre de Shaw).
Guion: Jon Spaihts y Damon Lindelof.
Producción: Ridley Scott, David Giler y Walter Hill.
Música: Marc Streitenfeld.
Fotografía: Dariusz Wolski.
Montaje: Pietro Scalia.
Diseño de producción: Arthur Max.
Vestuario: Janty Yates.

lunes, 6 de agosto de 2012

HOMENAJE A LA PELÍCULA CANTANDO BAJO LA LLUVIA EN EL 60ª ANIVERSARIO DE SU ESTRENO (60 anniversary of the release of the film Singin' in the Rain)

"Cantando bajo la lluvia" es un musical de Hollywood estrenado en 1952. Este año se cumple el sesenta aniversario de su irrupción en la gran pantalla. Rodada siguiendo los esquemas clásicos de la Metro, encuentra su inspiración en toda la serie de "Melodías de Broadway" que se fueron realizando en las décadas de los treinta y los cuarenta, coincidiendo con la aparición del cine sonoro.
Su pareja de intérpretes -Don Lockwood (Gene Kelly) y Lina Lamont (Jean Hagen)- era el dúo romántico preferido por todos los cinéfilos del mundo. Sus películas y sus apariciones en público eran seguidas por multitud de fans, deseosos de escuchar unas palabras de sus ídolos. Así, cuando la Warner lanzó la película sonora "El cantor de Jazz" con gran éxito de audiencia, la compañía Monumental quiso también producir cintas habladas, aunque contaban con el grave inconveniente de que su gran estrella, Lina Lamont, tenía una voz estridente y horrible.

Obra maestra incontestable del género musical, se trata de uno de los mejores trabajos fílmicos sobre la propia industria del cine y el más conseguido ejemplo de la traslación del cine mudo al sonoro, ya que maneja con habilidad y humor la gran problemática que supuso para muchas estrellas de la gran pantalla el salto al cine hablado, viendo aparcada su estelar carrera cinematográfica debido a su incapacidad vocal.
Comedia musical realmente memorable iniciada con un divertidísimo flashback contradictorio entre la imagen y la voz en off de Kelly, posee antológicos números musicales escritos por Arthur Freed y Nacio Herb Brown y coreografiados por un siempre brioso Gene Kelly, además de un espléndido guión de Adolph Green y Betty Condem de diáfano basamento satírico, una fotografía de predominante cromatismo azul de Hal Rosson y una breve pero espectacular presencia de Cyd Charisse en "Broadway Rythm Ballet", el número musical más extenso de la película, aunque no el más brillante.  De hecho es el menos conseguido, si se compara con la famosa danza de Kelly bajo la lluvia californiana y, especialmente, con el glorioso baile de Donald O'Connor interpretando la canción "Make'em laugh".
La escena de Gene Kelly bailando bajo la lluvia no estaba en el guion original, sino que fue agregada más tarde para darle sentido al título. Durante el rodaje de la misma Gene Kelly se encontraba con treinta y nueve grados de fiebre. La creencia popular es que fue grabada en una sola toma pero, en realidad, se necesitaron entre dos y tres días. Asimismo, muchas personas aseguran que la lluvia artificial que se aprecia en la famosa escena del baile es agua mezclada con leche para que pudiera ser captada perfectamente por la cámara de la época.

Algunas escenas del film:


miércoles, 1 de agosto de 2012

MARTIN SHEEN


Ramón Antonio Gerardo Estévez Phelan, más conocido como Martin Sheen, nació el 3 de agosto de 1940. Es un actor estadounidense que ha triunfado tanto en el cine como en la televisión. Para muchos, el mejor presidente que ha habido en la historia de los Estados Unidos, pues fue el mandatario Josiah Bartlet en la premiadísima serie "El ala oeste de la Casa Blanca". Décadas antes hizo historia como protagonista de "Apocalypse Now". Martin Sheen ha trabajado con grandes directores como Steven Spielberg, Martin Scorsese o Francis Ford Coppola.
Hijo de padre español (oriundo de una localidad gallega) y madre irlandesa, Ramón Antonio Gerardo Estévez –su nombre real– nació en Dayton (Ohio, EEUU.). Durante el parto sufrió la rotura del brazo izquierdo, lo que le provocó movilidad limitada y menor tamaño que el derecho. Ya en el instituto descubrió que se le daba bien la interpretación y decidió convertirse en actor profesional, pese a la oposición de su padre. Escogió su apellido como un homenaje al popular obispo católico Fulton J. Sheen, que presentaba programas televisivos y que escribió numerosos libros y artículos. Aunque Martin Sheen nunca recibió formación para actuar, pronto conseguiría papeles en la escena neoyorquina e incluso una nominación al Tony por su trabajo como joven que regresa a casa tras la II Guerra Mundial, encontrándose con que sus padres tienen una relación turbulenta, en “Una historia de tres extraños”, papel que repetiría mucho después en su versión cinematográfica.

Estaba destinado a forjarse poco a poco como secundario en series, antes de su primera aparición en salas de cine, como adolescente matón en "El incidente" (1967). En 1961 se casó con la estudiante de arte Janet Templeton, con la que tuvo tres hijos y una hija, todos ellos actores de desigual éxito: Charlie Sheen (el único que adoptó el apellido artístico), Emilio Estévez, Renée Estévez y Ramón Estévez. En los setenta demostraría su talento, especialmente como el joven asesino de "Malas tierras", el teniente de "Trampa 222 y sobre todo el rol de otro militar, el ya legendario capitán Willard, que debe localizar y matar a un coronel disidente en "Apocalypse Now". Durante el complicadísimo rodaje de ésta última, consumía sin parar alcohol y drogas hasta el punto de que sufrió un infarto, llegando a recibir la unción de enfermos. Se dice que rodó en estado de embriaguez la secuencia inicial, en la que baila frente a un espejo, y que al golpearlo se cortó realmente en la mano. Por desgracia, Sheen no se aprovechó del extraordinario éxito del film de Francis Ford Coppola.
Destacó como periodista en "Ghandi", militar de nuevo en "El final de la cuenta atrás" y secundario en un par de adaptaciones de libros de Stephen King: "La zona muerta" y "Ojos de fuego". Encarnó al progenitor de su hijo en la vida real en "Wall Street" y, además, se puso a las órdenes de otro de sus vástagos, Emilio Estevez, en "Bobby" y "The Way", cinta rodada en Galicia, la tierra de sus ancestros, cuyo tema central es el Camino de Santiago. Andaba un tanto olvidado cuando le ficharon para interpretar al presidente Josiah Bartlet en "El ala oeste de la Casa Blanca", memorable serie que mostraba los entresijos de la política estadounidense. Por su trabajo obtuvo seis candidaturas al Emmy y ganó el Globo de Oro. Sheen tiene fama de activista combativo, embarcado en causas sociales como la oposición a las armas nucleares. Ha sido detenido en diversas protestas.
En los últimos años ha brillado como padre de la prometida del protagonista en "Atrápame si puedes", como policía en "Infiltrados" o como tío de Peter Parker en "The Amazing Spider-Man". Ha estado dos veces nominado a los premios BAFTA, en diez ocasiones a los Emmy (ganando uno) y en ocho ocasiones a los Globos de Oro (alzándose igualmente con uno).

Algunas escenas de sus más populares interpretaciones:

APOCALYPSE NOW (Versión original)



EL ALA OESTE DE LA CASA BLANCA (Versión original)