LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

martes, 29 de mayo de 2012

DANNY ELFMAN

Daniel Robert "Danny" Elfman nació en Los Ángeles un 29 de mayo de 1953. Hoy cumple 59 años. Es un músico estadounidense conocido principalmente por escribir música para las películas de Tim Burton, con quien debutó en 1985 como compositor de bandas sonoras con su película "La gran aventura de Pee-Wee" y con quien mantiene una extensa colaboración hasta el día de hoy. También es conocido por ser el líder del retirado grupo estadounidense Oingo Boingo o crear el famoso tema de la serie televisiva "Los Simpson" que, entre muchos otros trabajos, le ha otorgado un gran prestigio a lo largo de su ecléctica carrera musical.

Empezó a trabajar en el cine con el largometraje "Forbidden Zone" en 1985. Junto a su hermano Richard fundó "The Mystic Knights of Oingo Bongo", grupo de rock en el que tocó y se encargó de la composición y los arreglos, así como de alguna que otra voz. En la década de los 80 lideró el grupo de rock alternativo «Oingo Boingo» -hoy auténtica banda de culto- con el que logró un gran éxito y gracias al cual le llegaron los primeros contactos con el mundo del cine, pues sus canciones fueron incluidas en cintas como «La mujer explosiva» (el tema «Weird Science») y otras comedias juveniles. Elfman y su grupo también aparecen cantando en el film «Regreso a la escuela».
Ha colaborado en las mejores obras de Tim Burton y ha compuesto bandas sonoras ya clásicas, como las de «Batman», «Eduardo Manostijeras», «Sommersby» y especialmente «Pesadilla antes de Navidad», donde Elfman se hace cargo de la música, las canciones, las letras y hasta canta poniendo su voz al protagonista. Algunas divergencias surgidas durante este proyecto hicieron que la siguiente película de Burton «Ed Wood» no fuera musicada por Elfman, aunque se trató sólo de un pequeño paréntesis.

Además de con Burton, Elfman ha colaborado con infinidad de directores, entre ellos Sam Raimi, para quien ha compuesto las bandas sonoras de «Darkman», «Un plan sencillo», «El ejército de las tinieblas» (esta última con Joseph LoDuca), y la largamente esperada «Spiderman». Además,  puede vanagloriarse de contar en su currículum con una impresionante lista de mega-éxitos comerciales, como las dos primeras entregas de «Batman», «Dick Tracy», «Mission Impossible» o «Men in Black», por no mencionar su autoría del tema central de "Los Simpson", la mejor serie de televisión de los últimos tiempos.

El compositor ha sido uno de los pocos innovadores surgidos dentro del panorama de la música de cine en las últimas dos décadas, instaurando una corriente que otros han intentado imitar. Su sonido gótico y su particular uso de los coros son dos de sus marcas de fábrica. Como autor en constante evolución, Elfman nos sorprende cuando menos se espera y los aficionados aguardamos sus nuevas creaciones con impaciencia.

Ha recibido cuatro nominaciones a los Oscar  («Men in Black», «El indomable Will Hunting», «Big Fish» y «Mi nombre es Harvey Milk») y tres a los Globos de Oro («Pesadilla antes de Navidad», «Big Fish» y «Alicia en el país de las maravillas»). Sin embargo, cuenta asimismo con otras bandas sonoras muy destacadas y es uno de los compositores más afamados y queridos por su público.

A continuación, algunos vídeos con sus melodías más reconocidas:

EDUARDO MANOSTIJERAS



SPIDERMAN



SOMMBERSBY

jueves, 24 de mayo de 2012

LA SOMBRA DE LA TRAICIÓN (The Double)

Michael Brandt forma parte del elenco de guionistas que han dado el salto detrás de la cámara. En su faceta como escritor tan solo merece destacar su labor en el film El tren de las 3:10, un western atípico rodado bajo los parámetros del cine moderno de acción pero que destacó por su originalidad, buenas interpretaciones y nivel de emoción. Sus otros trabajos resultaron más bien decepcionantes. La segunda parte de A todo gas, además de no aportar nada a su predecesora, repetía tópicos hasta la saciedad y se introducía aún más, si cabe, en la mediocridad de la primera entrega de la saga. Por su parte, Wanted parecía estar más ideada como videojuego o clip musical que como proyecto cinematográfico.

Ahora se ha alzado como máximo responsable de La sombra de la traición donde, además de escribir el guion debuta como director. En esta nueva etapa de su carrera logra situarse en un punto intermedio entre su mejor registro (logrado con El tren de las 3:10) y sus otros títulos, claramente más desafortunados. El principal problema, dejando al margen la penosa traducción del título al castellano cuya culpa no debe recaer en Brandt, es que, tanto el denominado “cine de espías” como el “thriller”, acumulan numerosos ejemplos que han alcanzado cotas de calidad y de aceptación popular muy elevadas y, en este caso concreto, las comparaciones con La sombra de la traición son más odiosas que nunca. La cinta, estrenada el pasado fin de semana, posee una corrección formal muy propia de las grandes producciones e incluso a ratos consigue entretener y hasta enganchar gracias a una trama bien presentada en sus inicios. Sin embargo, su desarrollo y, sobre todo, su desenlace están marcados por unos giros de guion demasiado tramposos que deslucen esa buena impresión de los primeros minutos. Parece como si el realizador, en su obsesión por impresionar al espectador, optara por introducir sorpresas en la narración y a cambiar de historia a medida que avanza la proyección, de modo que el final, más que sorprender, termina por confundir y por desilusionar. Queda patente que esas expectativas iniciales se van diluyendo y el resultado final se convierte en cualquier film televisivo de sobremesa.
No obstante, cuenta con un elenco de actores muy atractivo desde el punto de vista del espectador. El protagonista principal es Richard Gere, a quien acompañan Martin Sheen en un papel secundario y algunas jóvenes promesas como Odette Annable (a quien hemos visto en La semilla del mal y en la serie de televisión Cinco hermanos) y Thoper Grace (el fotógrafo que le disputaba a Peter Parker su puesto de trabajo en el periódico en Spiderman 3). Todos ellos actúan con corrección pero no pueden hacer nada más por enderezar el rumbo de un largometraje que pierde su credibilidad debido a unas insalvables deficiencias de guion y a una narración que, lejos de denotar sus virtudes, invita a recordar otras muestras mucho más destacadas del género que Michael Brandt trata de imitar sin éxito.

Trailer en castellano



Trailer en versión original



Datos del film:
Película: La sombra de la traición. Título original: The double.
Dirección: Michael Brandt.
País: USA. Año: 2011. Duración: 98 min. Género: Thriller.
Interpretación: Richard Gere (Paul Shepherdson), Topher Grace (Ben Geary), Martin Sheen (Tom Highland), Odette Yustman (Natalie), Stephen Moyer (Brutus), Stana Katic (Amber), Tamer Hassan (Bozlovski), Chris Marquette (Oliver).
Guion: Michael Brandt y Derek Haas.
Producción: Patrick Aiello, Ashok Amritraj, Andrew Deane y Derek Haas.
Música: John Debney.
Fotografía: Jeffrey L. Kimball.
Montaje: Steve Mirkovich.
Diseño de producción: Giles Masters.
Vestuario: Aggie Guerard Rodgers.

martes, 22 de mayo de 2012

LAURENCE OLIVIER

Laurence Kerr Olivier, nombrado Barón Olivier y conocido artísticamente como Laurence Olivier, nació en Inglaterra el 22 de mayo de 1907. 

Hijo de un pastor protestante, a los 10 años llama la atención al interpretar a Bruto en la representación teatral de "Julio César" de William Shakespeare. Siete años más tarde interrumpe sus estudios en Oxford para estudiar Arte Dramático en Londres. A finales de los años 20, debuta como actor de teatro y no tarda en convertirse en un gran especialista en Shakespeare. Durante la década de los treinta llega a ser una de las principales figuras de la compañía del famoso Old Vic Theatre, mientras desarrolla una carrera como actor de cine en varias películas británicas. Llega a Hollywood y se convierte en un actor de films románticos gracias a sus interpretaciones de Heathcliff en "Cumbres Borrascosas" de William Wyler y de Max de Winter en "Rebeca" de Alfred Hitchcock.

Pero lo que realmente deseaba Olivier era trasladar a Shakespeare a la pantalla grande. Para ello, y pese a protagonizar algunos largometrajes extraordinarios como el ya citado "Rebeca", "Más fuerte que el orgullo" (Pride and Prejudice) y "Lady Hamilton" (That Hamilton Woman) decidió que, si iba a seguir colocándose delante de las cámaras, sería imponiendo sus propias condiciones y haciendo algo que realmente le interesara -en aquellos momentos, William Shakespeare-. Al estallar la Segunda Guerra Mundial sirvió en la Fleet Air Arm de la Marina, sin que ello le impidiera continuar manteniendo el contacto con el mundo del espectáculo.

En 1944 fue codirector del Old Vic Theatre y así pudo enfrentarse a sus mejores papeles. Produjo también las versiones cinematográficas de "Henry V" (1944) y "Hamlet" (1948), en las que asumió los personajes protagonistas. "Enrique V" resultó un gran éxito tanto de crítica como de público y el cineasta obtuvo un Oscar especial (en aquel tiempo todavía no estaba instituida la estatuilla a la mejor película extranjera) por su triple faceta de actor, director y productor. Con "Hamlet" logró el León de Oro del Festival de Venecia y el Oscar a la mejor película y al mejor actor. Cerró su trilogía shakespeariana en 1955 con la cinta "Ricardo III", donde se dirigió a sí mismo junto a sus compatriotas Ralph Richardson y a John Gielgud.

Olivier interpretó una gran variedad de papeles en el cine, entre los que se pueden destacar "Carrie" (1952), que volvió a reunirle con el realizador William Wyler, "El animador" (The Entertainer, 1960) de Tony Richardson, "Escándalo en las aulas" (Term of Trial, 1962) de Peter Glenville, "El rapto de Bunny Lake" (Bunny Lake is missing, 1965) de Otto Preminger, "La huella" (Slenth, 1973) de Joseph L. Mankiewicz -junto a Michael Caine-, "Marathon Man" (1976) de John Schlesinger y "Los niños del Brasil" (The boys from Brazil, 1978) de Franklin Schaffner. A partir de 1950 fue el director del nuevo National Theatre of Company y durante esa etapa filmó obras de teatro como "Richard III" (1956) y "Otelo" (1965).

Sir Laurence Olivier murió en 1989. Sus memorias «Confessions of an Actor» fueron publicadas en 1982. Fue nominado al Oscar como mejor actor por "Rebeca" (que ganó James Stewart por "Historias de Filadelfia"), "Enrique V" (el Oscar fue entonces para Fredric March por "Los mejores años de nuestra vida") y "Ricardo III" (recayendo finalmente en Yul Brynner por "El Rey y yo"). Asimismo fue nominado a mejor director por "Enrique V" (aunque la estatuilla fue a parar a manos de John Huston por "El tesoro de Sierra Madre") y a mejor película por "Enrique V" (si bien la estatuilla premió a "Los mejores años de nuestra vida" de William Wyler).

En 1947 fue nombrado Sir y en en 1971 le fue concedido el título de Lord.

A continuación, algunas escenas de sus películas más famosas:


REBECA (en versión original)

LA HUELLA

jueves, 17 de mayo de 2012

SOMBRAS TENEBROSAS (Dark Shadows)

Nadie puede negar que el director Tim Burton haya logrado asociar su nombre al de un tipo de cine basado en la creatividad y en la imaginación. Sus películas poseen una estética visual muy característica que las hace inconfundibles. Tampoco creo que admita discusión el hecho de que, pese al denominador común de toda su filmografía, determinados títulos destacan sobre el resto por una u otra razón, bien por su exquisita sensibilidad (casos de Eduardo Manostijeras o Big Fish), bien por su recreación gótica (caso de Sleepy Hollow) o bien por su acertada labor narrativa (caso de Ed Wood). Incluso cuando el realizador californiano se dedicada solamente a la producción y al proceso creativo era capaz de engendrar algunas joyas que ensalzaban el séptimo arte, como la cinta de animación Pesadilla antes de Navidad. Por ello, parece lógico que cuente con una numerosa legión de seguidores y que se le cite entre los cineastas modernos más destacados. Sin embargo, al analizar toda su labor en conjunto, se llega a la conclusión de que también ha firmado creaciones mediocres que distan mucho del elevado nivel de calidad que se le presupone.
Así, largometrajes como Mars Attacks, El planeta de los simios (versión de 2001), Charlie y la fábrica de chocolate o Alicia en el país de las maravillas cuentan con algunas virtudes -un hermoso diseño de vestuario, unos decorados atrayentes, una meritoria banda sonora- pero, a mi juicio, se trata de proyectos decepcionantes y fallidos. La explicación se halla en la permanente tendencia de Burton a transitar por terrenos pantanosos y a bordear esas finas líneas que separan lo cómico de lo ridículo, lo original de lo grotesco, lo sensible de lo cursi. Ese peligroso tránsito puede suponer que un film pase de ser una obra maestra a una mediocridad sin parangón y depende exclusivamente de la valoración subjetiva de cada espectador, de dónde coloque éste sus propios límites.
En mi caso particular, Sombras tenebrosas ha caído de lleno del lado del sinsentido más ridículo y grotesco. El realizador consigue nuevamente trasladar a la pantalla grande su creatividad visual y se sirve de un magnífico elenco de actores encabezado por Johnny Depp, Michelle Pfeiffer y Eva Green para lograr su objetivo. Pero otra vez da una vuelta de tuerca más de la cuenta y las escenas supuestamente graciosas apenas me arrancan una mueca que se asemeje a una sonrisa. Ya sea por centrarse en un humor demasiado manido en determinadas escenas, ya sea por ser demasiado simplón en otras, lo cierto es que, al margen de sus pretensiones como cineasta, pone de manifiesto una falta absoluta de guion y una ausencia evidente de personajes interesantes y bien construidos. Y, por muy habilidoso que sea, no existe artista en el mundo que consiga rodar una buena película con un mal guion. Ya lo decía el genial Billy Wilder: “Lo más importante es tener un buen guion. Los cineastas no son alquimistas. No se pueden convertir los excrementos de gallina en chocolate".

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film:
Película: Sombras tenebrosas. Título original: Dark shadows.
Dirección: Tim Burton.
País: USA. Año: 2012. Género: Comedia, fantástico.
Interpretación: Johnny Depp (Barnabas Collins), Michelle Pfeiffer (Elizabeth Collins Stoddard), Helena Bonham Carter (Dra. Julia Hoffman), Eva Green (Angelique Bouchard), Chloë Grace Moretz (Carolyn Stoddard), Jackie Earle Haley (Willie Loomis), Jonny Lee Miller (Roger Collins), Gulliver McGrath (David Collins), Bella Heathcote (Victoria Winters), Ray Shirley (Sra. Johnson), Christopher Lee (Clarney).
Guion: Seth Grahame-Smith; a partir de un argumento de John August y Seth Grahame-Smith; basado a su vez en la serie de televisión creada por Dan Curtis.
Producción: Christi Dembrowski, Johnny Depp, David Kennedy, Graham King y Richard D. Zanuck.
Música: Danny Elfman.
Fotografía: Bruno Delbonnel.
Montaje: Chris Lebenzon.
Diseño de producción: Rick Heinrichs.
Vestuario: Colleen Atwood.

martes, 15 de mayo de 2012

FESTIVAL DE CANNES 2012

De los días 16 al 27 de mayo se celebrará el Festival de cine de Cannes. Se trata de un certamen de categoría "A" que tiene lugar en la ciudad francesa del mismo nombre y que está acreditado por la FIAPF junto a otros festivales como los de Berlín, San Sebastián, Mar del Plata, Karlovy Vary o Venecia. Aunque su primera edición no se celebró hasta 1939, su origen se remonta a comienzos de los años 30.
Fue creado por iniciativa de Jean Zay, ministro de Educación Pública y Bellas Artes, que deseaba implantar en Francia un evento cultural internacional capaz de rivalizar con la Mostra de Venecia. Organizado en primera instancia bajo la presidencia de Louis Lumière, no fue finalmente hasta el 20 de septiembre de 1946, un año después del final de la Segunda Guerra Mundial, cuando tuvo lugar su primera edición, siempre en el mes de septiembre (excepto en 1948 y 1950) hasta que a partir de 1952 se decidió trasladarlo al mes de mayo.
Aunque en sus primeras ediciones se convirtió en un evento mundano en el que casi todas las películas obtenía premio, la llegada de grandes estrellas internacionales y un éxito mediático en aumento contribuyeron a forjarle rápidamente un renombre legendario. En los años 50 su popularidad se incrementó gracias a la presencia de celebridades como Kirk Douglas, Sophia Loren, Grace Kelly, Brigitte Bardot, Cary Grant, Romy Schneider, Alain Delon, Simone Signoret o Gina Lollobrigida.
La Palme d'Or fue concedida por primera vez en 1955 a la película "Marty" de Delbert Mann, sucediendo al Grand Prix que hasta entonces premiaba a la mejor película en competición. “El objetivo del Festival es fomentar el desarrollo del arte cinematográfico bajo todas sus formas y crear y mantener un espíritu de colaboración entre todos los países productores de películas” (extracto del reglamento de 1948).
En los años 60, y al margen de la Sección Oficial, nacieron dos secciones independientes: la Semaine Internationale de la Critique (1962) y la Quinzaine des Réalisateurs (1969). Hasta 1972 las cintas que podían acceder al certamen eran designadas por su país de origen pero a partir de esa fecha, el Festival reafirmó su independencia convirtiéndose en el único responsable de decidir sobre la Selección Oficial. En 1978 Gilles Jacob fue nombrado Delegado General y aquel mismo año creó la sección Un Certain Regard y el premio de la Caméra d’Or que recompensa al mejor film novel.
Asimismo, la Clase Magistral fue inaugurada en 1991 por el realizador Francesco Rossi. Allí prestigiosos directores se sucedieron para ofrecer un repaso de su trayectoria como artistas y su visión del cine. Basándose en el mismo principio, la primera Clase de Música tuvo lugar en 2003 con Nicola Piovani y la primera Clase de Interpretación la impartió el actor Max Von Sydow en 2004. 
Ya en 1997, con ocasión de la ceremonia del 50 Aniversario del Festival de Cannes, los cineastas más importantes del mundo se reunieron en el escenario para conceder la Palme de Palmes a Ingmar Bergman. En 1998 Gilles Jacob creó la Cinéfondation, una selección de cortometrajes y mediometrajes de escuelas de cine de todo el mundo. La entidad se desarrolló en 2000 con la inauguración de la Résidence, donde jóvenes directores acuden para llevar a buen puerto la escritura de su guión. Y más adelante, en 2005, se inauguró el Atèlier, que ayuda a una veintena anual de realizadores a encontrar financiación para sus proyectos. A partir de 2004, y dentro del marco de retrospectivas temáticas, las obras del patrimonio se presentan en Cannes Classics, donde se reúnen las copias restauradas, los documentales y los homenajes a las diversas cinematografías. En 2007, para celebrar sus sesenta años, se invitó a treinta y tres realizadores de primera fila a participar en una película de aniversario titulada "A cada uno su cine" (Chacun son cinéma), compuesta por cortos individuales de tres minutos de duración sobre el tema " La sala de proyección". Desde 2010, la nueva entidad “Cannes Court Métrage” abarca en una dinámica complementaria la competición de los cortometrajes y el Short Film Corner, para ofrecer un panorama completo de la creación mundial en formato corto.

Las películas que compiten en la edición de 2012 son:

Director                                    Película                                    
Wes ANDERSON                   MOONRISE KINGDOM  
Jacques AUDIARD                 DE ROUILLE ET D'OS (RUST AND BONE) 
Leos CARAX                          HOLY MOTORS
David CRONENBERG           COSMOPOLIS 
Lee DANIELS                         THE PAPERBOY
Andrew DOMINIK                  KILLING THEM SOFTLY 
Matteo GARRONE                  REALITY 
Michael HANEKE                   AMOUR
John HILLCOAT                     LAWLESS
HONG Sangsoo                        DA-REUN NA-RA-E-SUH
IM Sang-soo                             DO-NUI MAT
Abbas KIAROSTAMI              LIKE SOMEONE IN LOVE 
Ken LOACH                             THE ANGELS' SHARE 
Sergei LOZNITSA                    V TUMANE
Cristian MUNGIU                     DUPÃ DEALURI
Yousry NASRALLAH              BAAD EL MAWKEAA
Jeff NICHOLS                           MUD 
Alain RESNAIS                         VOUS N'AVEZ ENCORE RIEN VU
Carlos REYGADAS                  POST TENEBRAS LUX 
Walter SALLES                         ON THE ROAD 
Ulrich SEIDL                             PARADIES : Liebe
Thomas VINTERBERG            JAGTEN

A continuación el trailer de la película que inaugurará el festival


También el trailer de la película de David Cronenberg




Finalmente, el palmarés ha sido el siguiente:

Palme d'Or

AMOUR Dirigida por Michael HANEKE

Grand Prix

REALITY Dirigida por Matteo GARRONE

Premio a la mejor dirección


Premio al mejor guión


Premio a la interpretación femenina


Premio a la interpretación masculina


Premio del Jurado


Palme d’or al Cortometraje



jueves, 10 de mayo de 2012

LA PESCA DE SALMÓN EN YEMEN (Salmon Fishing in the Yemen)

El director sueco Lasse Hallström posee una especial habilidad para abordar las relaciones sentimentales y para dotar a sus obras cinematográficas de una sensibilidad muy atrayente. Logró reconocimiento mundial en 1985 con Mi vida como un perro, cinta que le proporcionó dos nominaciones a los Oscar (mejor director y mejor guionista), circunstancia poco habitual para un largometraje rodado en Europa. Semejante éxito le abrió las puertas de la industria norteamericana y le permitió ir concatenando trabajos correctos -que destacaban siempre por sus personajes y por las situaciones que recreaban (caso de ¿A quién ama Gilbert Grape?)- con otros bastante más prescindibles (como el mediocre Algo de qué hablar).
Hasta que en 1999 rodó su, en mi opinión, mejor largometraje: Las normas de la casa de la sidra. Esta auténtica joya recibió siete candidaturas a los premios de la Academia de Hollywood (una de ellas, a la mejor dirección para el propio Hallström) de los que finalmente ganó dos. Cuenta una historia romántica contenida y sentida, envuelta en un triángulo amoroso imposible pero, al mismo tiempo, inevitable. En definitiva, contaba con todos los requisitos para ser un éxito popular ya que, como la mayoría de las relaciones sentimentales que han marcado al séptimo arte, reunía romanticismo, intensidad, drama y fatalidad. Y es que la filmografía de este cineasta se compone de títulos que destilan sentimiento, llegando incluso a lograr algo que a mí me parecía impensable: que un film protagonizado por un animal -Siempre a tu lado: Hachiko, con Richard Gere, Joan Allen y un perro- consiguiera conmoverme.
Ahora presenta La pesca de salmón en Yemen, la curiosa historia de un magnate yemení empeñado en pescar salmones en los ríos de su país. A pesar de que su clima y su ubicación indiquen que tal pretensión es imposible, el capricho se hará realidad con la ayuda de un científico desorientado y de una prometedora joven que atraviesan sendas crisis existenciales.
Aunque presenta alguna variante respecto de su tónica habitual, la cinta conserva buena parte de las señas de identidad de Hallström. Lo que la distingue de otros proyectos anteriores es una mayor comicidad, un considerable número de escenas graciosas que llegan incluso al sarcasmo en la recreación de una trama política que, pese a ser secundaria dentro del relato, implica que deba ser catalogada como comedia. En todo caso, la constante en la originalidad de los personajes –en el sentido de extravagantes- se sigue manteniendo, así como la inclusión de varias escenas emotivas que subrayan el sello personal de su realizador.
Sin embargo, presenta determinados defectos que impiden colocar a este trabajo entre sus mejores creaciones. La conexión entre la parte cómica y la dramática no está demasiado lograda y fracasa de forma evidente cuando trata de introducir aspectos de intriga propios del thriller. Así, la secuencia del sabotaje de la presa a manos de fanáticos islamistas o el intento de asesinato del jeque árabe desentonan con el resto del metraje. En definitiva, La pesca de salmón en Yemen funciona mejor como sucesión de escenas sueltas que como narración total de principio a fin. Y, aunque no sea un título particularmente destacable, ofrece a los seguidores del director sueco algunas escenas que perdurarán en su memoria.

Trailer en castellano



Trailer en versión original


Datos del film:

Película: La pesca de salmón en Yemen. Título original: Salmon fishing in the Yemen.
Dirección: Lasse Hallström.
País: Reino Unido. Año: 2011. Género: Comedia dramática, romance.
Interpretación: Ewan McGregor (Dr. Fred Jones), Emily Blunt (Harriet Chetwode-Talbot), Kristin Scott Thomas (Patricia Maxwell), Amr Waked (jeque Mohamed ben Zaidi bani Tihama).
Guion: Simon Beaufoy; basado en la novela de Paul Torday.
Producción: Paul Webster.
Música: Dario Marianelli.
Fotografía: Terry Stacey.
Montaje: Lisa Gunning.
Diseño de producción: Michael Carlin.
Vestuario: Jane Marcantonio.

martes, 8 de mayo de 2012

KATHARINE HEPBURN

Katharine Houghton Hepburn nació un 12 de mayo de 1907 en Hartford, Connecticut, Estados Unidos, y falleció el 29 de junio de 2003 en Old Saybrook, Connecticut. Esta actriz estadounidense fue la única en ganar cuatro Oscar y una de las más nominadas a este galardón, con doce candidaturas. Se hizo célebre por su combinación única de talento, belleza distinguida y espíritu independiente.

Su padre, Thomas Norval Hepburn, era un respetado cirujano especialista en urología y un atleta de primera categoría desde sus tiempos de estudiante en el Randolph-Macon College de Virginia. En 1900, cuando estudiaba medicina en la Universidad Johns Hopkins, conoció a Katharine Martha Houghton, con la que se casó tras la graduación.

Su infancia fue muy peculiar. Su madre era sufragista y llevaba a Kathy con ella cuando repartía octavillas. Katharine fue una niña rebelde de pelo corto, mejor deportista que cualquier chico, e incluso sus amigos la llamaban Jimmy.

Estudió Ciencias Físicas y fue en la Universidad donde conoció el teatro, le gustó y comenzó a trabajar en diferentes obras. Su fuerte personalidad le ayudó a rodar cinco películas en poco más de un año. Debutó en el cine en 1932 con la cinta "Doble sacrificio". El director George Cukor se dio cuenta al instante del diamante que había descubierto y ése fue el imparable despegue de una carrera que puede dividirse en tres etapas:

La primera, hasta 1940, incluye comedias míticas como "Gloria de un día" (1933), "Damas del teatro" (1937), "Vivir para gozar" (1938), "La fiera de mi niña" (1938) o "Historias de Filadelfia" (1940). Durante estos años trabaja a las órdenes de grandes directores como Cukor, Hawks, Ford, La Cava y en compañía de actores tan carismáticos como Cary Grant o Jimmy Stewart.
La segunda etapa coincide con su largo romance con el actor Spencer Tracy, con quien rodaría nueve películas, entre las que destacan "La mujer del año" (1942), "Mar de hierba" (1947), "La costilla de Adán" (1949) y "Adivina quién viene esta noche" (1967). De ese periodo son también los clásicos "La reina de África" (1951) y "De repente, el último verano" (1959).
La última etapa llega hasta su muerte y, aunque se corresponde con una menor dedicación profesional de la actriz, incluye largometrajes tan memorables como "El león en invierno" (1968) o "En el estanque dorado" (1981), por las cuales Kate recibió sus últimos dos Oscar.

A partir de ese momento, su salud debilitada ya no le permitía demasiadas incursiones en el cine. Su último trabajo fue en "Un asunto de amor" (1994), un remake del clásico "Tú y yo" protagonizado en esta ocasión por Warren Beatty y Annette Bening. Katharine Hepburn vivió retirada en su casa de Old Saylbrook, en Connecticut, hasta su fallecimiento, acaecido el 29 de junio de 2003, cuando la genial actriz contaba con 96 años de edad.

A continuación, algunas escenas de sus películas:

Homenaje que le tributó la Academia de Hollywood


La mujer del año (escena)

jueves, 3 de mayo de 2012

LOS VENGADORES (The Avengers)

Hay una escena de la película de M. Night Shyamalan El Protegido en la que Samuel L. Jackson, propietario de una galería de arte especializada en el mundo del cómic, intenta vender a un cliente un grabado que escenifica la lucha entre el bien y el mal. La pieza, de gran valor y significado, termina por ser adquirida por el comprador pero, cuando el vendedor se entera que el destino de la misma es regalársela a su hijo de tres años, se enfurece. Se encara con él adquirente y le reprocha que entregue a un niño tan pequeño una obra de arte semejante. Acto seguido, anula el acuerdo pese a perder una elevada suma de dinero y lo echa de la tienda, recriminándole que haya confundido su local con una juguetería. Y es que el universo de los superhéroes puede ser ensalzado y tratado con la exquisitez y el respeto que merecen las grandes creaciones artísticas o, por el contrario, puede ser vulgarizado y considerado como un mero producto para el entretenimiento infantil. 
 En la industria cinematográfica pueden observarse ambas tendencias. Los largometrajes que el director Christopher Nolan ha realizado sobre Batman en nada se asemejan a cintas como Los cuatro fantásticos. El cine de Nolan, aunque se centre en un personaje de cómic, posee dramatismo, enjundia y oscuridad, sin que ello perjudique al entretenimiento ni un ápice. Sus creaciones no están destinadas al público infantil y esa circunstancia engrandece el nivel de su trabajo, que dista mucho de ser un simple pasatiempo para menores. También son notables las diferencias entre la saga de Spiderman y otros films del mismo género. La figura de Peter Parker es lo suficientemente compleja y repleta de conflictos interiores como para que, pese a que su metraje esté salpicado de escenas graciosas, sobresalga respecto al resto de producciones de superhéroes. Existen asimismo títulos cuyo objetivo pasa exclusivamente por entretener a los espectadores, anulando cualquier posibilidad de aproximación al concepto de arte. Su oferta se basa en modernos efectos especiales, enormes explosiones y malvados cada vez más deformes y descomunales. 
Los vengadores es, ante todo, una película correctamente realizada, impecable en los aspectos técnicos, con personajes atractivos y con un buen comienzo pero termina por convertirse en un producto infantil más. Renuncia a ser una obra magna y se echa en brazos de la desproporción. A medida que avanza se ve lastrada por esa obsesión de ofrecer la explosión más grande, el personaje más descomunal, la escena más sorprendente. Con un villano y un ejército invasor más bien ridículos, el producto sobrevive gracias al gancho de alguno de sus protagonistas, de determinados gags cómicos y de numerosos efectos visuales y sonoros. En definitiva, suficiente para alcanzar un aprobado pero alejado de anteriores proyectos que han encumbrado a este subgénero a la categoría de honor del séptimo arte.

Trailer en castellano:


Trailer en versión original:


Datos del film:

Película: Los Vengadores. Título original: The Avengers.
Dirección: Joss Whedon.
País: USA. Año: 2012. Duración: 142 min. Género: Acción, aventuras, ciencia-ficción.
Interpretación: Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Chris Hemsworth (Thor), Scarlett Johansson (Natasha Romanoff / Viuda Negra), Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Jeremy Renner (Clint Barton / Ojo de Halcón), Cobie Smulders (agente Maria Hill), Samuel L. Jackson (Nick Furia), Mark Ruffalo (Bruce Banner / Hulk), Stellan Skarsgård (Dr. Erik Selvig), Tom Hiddleston (Loki), Clark Gregg (agente Phil Coulson), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts).
Guion: Joss Whedon; basado en un argumento de Zak Penn y Joss Whedon; a partir de los cómics de Stan Lee y Jack Kirby.
Producción: Kevin Feige.
Música: Alan Silvestri.
Fotografía: Seamus McGarvey.
Montaje: Jeffrey Ford y Lisa Lassek.
Diseño de producción: James Chinlund.
Vestuario: Alexandra Byrne.

martes, 1 de mayo de 2012

AUDREY HEPBURN

Audrey Hepburn nació en Ixelles/Elsene, Bélgica, el 4 de mayo de 1929 y fallecido en Tolochenaz, Suiza, el 20 de enero de 1993. Fue una de las actrices más aclamadas de Hollywood. Su padre fue un banquero llamado Joseph Víctor Henry Ruston y su madre una aristócrata de origen holandés. El nombre con el que fue bautizada fue Edda Kathleen Van Heemstra Hepburn.

Durante sus primeros años vivió en Holanda hasta que sus padres se separaron en 1939 y se fueron a vivir a Londres. Allí comenzó a estudiar danza y arte dramático. Fueron años complicados, sobre todo porque la Segunda Guerra Mundial se aproximaba. Alternó periodos de estancia en Holanda e Inglaterra, donde empezó a trabajar como modelo.
Años más tarde se dedicó a realizar pequeños roles en diversas películas y a trabajar de corista en algunos teatros. En 1952 el director William Wyler le ofreció protagonizar la excelente comedia "Vacaciones en Roma" y a partir de ahí su vida cambió. El primer premio que obtuvo fue nada más y nada menos que el Oscar a la mejor actriz.

Posteriormente, rodó algunas películas emblemáticas como "Desayuno con diamantes" (1961) o "Sola en la oscuridad" (1967). Destacó en papeles dramáticos como el de "Historia de una monja" (1959) o en comedias como "Sabrina" (1954). Por estos títulos tan señalados también estuvo nominada a la estatuilla de Hollywood. A fines de los años cincuenta, más  exactamente en 1958, ganó la Concha de Oro en el festival de San Sebastián y el Bafta Británico por "Historia de una monja", galardón que posteriormente repitió gracias a su interpretación en "Charada" (1963) de Stanley Donen.

Corría el año 1954 cuando conoció en la Meca del Cine al también actor Mel Ferrer, con quien se casó el 25 de septiembre del mismo año y cuyo  matrimonio duró diez años. De esa unión nació su hijo Sean el 17 de julio de 1960. En enero de 1969 insiste en la idea de casarse nuevamente, en esta ocasión con el psiquiatra italiano Andrea Dotti, que se convertiría en el padre de su segundo hijo, Luca Andrea, el 8 de febrero de 1970. Tampoco en esta ocasión tuvo suerte y se divorció en 1976.

Estuvo mucho tiempo retirada del cine para ocuparse de su familia y regresó con la cinta "Robin y Marian" (1976), dirigida por Richard Lester. Su última aparición en el cine fue en la película de Steven Spielberg "Para siempre" (1989) en un papel secundario. Fue nombrada embajadora especial de UNICEF. Tres meses antes de su muerte aún viajó a Somalia, a pesar de su delicado estado de salud. Falleció finalmente el 20 de enero de 1993 a los 63 años en su residencia de Tolochenaz, en Suiza.

A continuación, algunas escenas de sus más famosas películas:

DESAYUNO CON DIAMANTES


SABRINA