LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

jueves, 26 de abril de 2012

LOS JUEGOS DEL HAMBRE (The Hunger Games)

En lo que llevamos de siglo, solo Avatar de James Cameron había logrado mantenerse un mes consecutivo en el número uno de la taquilla norteamericana. Había que remontarse hasta 1999 para encontrar otro precedente, cuando El sexto sentido de M. Night Shyamalan estuvo un lapso de tiempo similar en lo más alto de la lista de recaudaciones. Por lo tanto, es evidente que no se trata de una situación habitual y que las películas que lo logran demuestran, además de una rentabilidad muy destacable, una conexión con el público que merece, como mínimo, un reconocimiento. Los juegos del hambre ostenta el primer puesto del denominado Box Office norteamericano desde su estreno en el fin de semana del 23 al 25 de marzo. Con un coste de producción de setenta y ocho millones de dólares, ya lleva recaudados únicamente en el mercado estadounidense más de trescientos cincuenta. Tiene su origen en el éxito literario de la escritora Suzanne Collins, traducido a más de veinte idiomas y vendido con excelentes resultados en más de treinta países. Por lo tanto, algo tendrá el agua cuando la bendicen.
Su trama se desarrolla en un mundo post apocalíptico en el que, tras varios desastres devastadores, un único Gobierno denominado “El Capitolio” ejerce todo el poder. Allí se organizan unos juegos que dan nombre al film y que se llevan a cabo a través de un concurso televisado en el que se seleccionan al azar a varios adolescentes de diferente procedencia con el fin de que compitan en una batalla tras la que tan sólo uno de ellos será capaz de sobrevivir.
Se comprende, pues, que las temáticas que aborda hayan conectado mayoritariamente con los públicos adolescente y juvenil: una sociedad sumida en el caos, una generación sin esperanzas, una gran desigualdad social y una televisión que todo lo banaliza y lo convierte en puro espectáculo. Aunque no lo crean, no deja de ser una recreación del futuro, por mucho que, en algunos casos, su conexión con el presente quede clara. Si a lo anterior se añade cierta dosis de acción, conflictos sentimentales, momentos de agilidad narrativa y una correcta realización, la traducción no es una mala película pero tampoco buena. Si, además, se prescinde de un alto nivel de exigencia, el resultado final es un producto que se aferra al negocio del entretenimiento de ese público joven al que va dirigido. En ese sentido, es un largometraje efectivo que, en comparación con otros recientes films de acción, constituye un soplo de aire fresco, aunque no alcance la relevancia de los grandes títulos del género. Sin llegar a profundizar en las críticas social y política y limitándose a la mera diversión, Los juegos del hambre ofrece atractivos suficientes para contentar a esa concreta generación que acude en masa a las salas. Sin embargo, fuera de ella, sus posibilidades de éxito se diluyen peligrosamente.
Su protagonista es la actriz Jennifer Lawrence, una de las intérpretes de esta década. Su filmografía se compone de algunos largometrajes muy interesantes, aunque minoritarios y casi desconocidos como Like Crazy y Winter´s Bone (por cuyo papel fue nominada al Oscar hace apenas dos años). Ahora ha dado el salto a las grandes superproducciones y, a buen seguro, alcanzará el grado de superestrella. Confío en que siga manteniendo su habitual calidad profesional ya que, a pesar de su juventud, es una buena actriz.

Trailer en castellano



Trailer en versión original



Datos del film:
Película: Los Juegos del Hambre. Título original: The Hunger Games.
Dirección: Gary Ross.
País: USA. Año: 2012. Duración: 142 min. Género: Ciencia-ficción, drama.
Interpretación: Jennifer Lawrence (Katniss Everdeen), Josh Hutcherson (Peeta Mellark), Liam Hemsworth (Gale Hawthorne), Elizabeth Banks (Effie Trinket), Woody Harrelson (Haymitch Abernathy), Wes Bentley (Seneca Crane), Donald Sutherland (presidente Snow), Lenny Kravitz (Cinna), Stanley Tucci (Caesar Flickerman), Isabelle Fuhrman (Clove), Toby Jones (Claudius).
Guion: Gary Ross, Suzanne Collins y Billy Ray; basado en la novela de Suzanne Collins.
Producción: Nina Jacobson y Jon Kilik.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Tom Stern.
Montaje: Stephen Mirrione y Juliette Welfling.
Diseño de producción: Philip Messina.
Vestuario: Judianna Makovsky.

martes, 24 de abril de 2012

AL PACINO

Alfredo James Pacino, conocido como Al Pacino, nació en Nueva York el 25 de abril de 1940. Es uno de los actores de cine y teatro más reconocidos en todo el mundo. Pacino nació en East Harlem, Nueva York, en 1940, hijo de Rose Gerardi y Salvatore Pacino, ítalo-estadounidenses que se divorciaron cuando él tenía dos años de edad. Tras cuatro años en HB Studio, ingresó con éxito en el Actors Studio, una organización de actores profesionales, directores teatrales y dramaturgos en Hell's Kitchen, barrio de Manhattan, Nueva York. Allí estudió "el método" de actuación y fue alumno de calidad del legendario profesor estadounidense Lee Strasberg.
En 1969 debutó en Broadway representando la obra "Does the Tiger Wear a Necktie?". Gracias a su actuación consiguió ganar el premio Tony. También en 1969 inició su carrera en la gran pantalla interviniendo en "Yo, Natalia", una película dirigida por Fred Coe. Su salto al estrellato se produjo tras su aparición como Michael Corleone en "El Padrino" (1972), su tercera película como intérprete cinematográfico.
Su gran carrera como actor, compaginando el cine con el teatro, le ha proporcionado alabanzas críticas y diversos galardones, logrando el Oscar al mejor actor principal por "Esencia de mujer" (1992). Con anterioridad había sido nominado a la estatuilla como mejor actor principal por "Serpico" (1973), "El padrino 2" (1974), "Tarde de perros" (1975) y "Justicia para todos" (1979), y como mejor actor secundario por "El Padrino" (1972), "Glengarry Glen Rose" (1992) y "Dick Tracy" (1990).
Además obtuvo el Globo de Oro al mejor actor principal por "Serpico" (1973) y "Esencia de mujer" (1992), y fue nominado al mismo como mejor actor secundario por "El Padrino" (1972), "Dick Tracy" (1990) y "Glengarry Glen Rose" (1992), y mejor actor principal por "El Padrino 2" (1974), "Tarde de perros" (1975), "Un instante, una vida" (1977), "Justicia para todos" (1979), "Autor, autor" (1982), El precio del poder" (1983), "Melodía de seducción" (1989) y "El Padrino 3" (1990).
Al margen de su tarea como intérprete, Pacino también ha hecho sus pinitos como director, iniciándose como realizador de largometrajes en 1996 con "Looking for Richard". Posteriormente rodó "Chinese Coffee" (2000).
Si bien nunca ha estado casado, tiene dos hijos, Anton James y Olivia Rose (nacidos en 2001), con la actriz Beverly D'Angelo, con quien mantuvo una relación entre 1996 y 2003 y una hija, Julie Marie (nacida en 1989), con la maestra de actuación Jan Tarrant. Pacino sostuvo una relación intermitente con la popular actriz Diane Keaton, su compañera de reparto en "El padrino", que terminó después de la filmación de la segunda parte de la trilogía.
Tanto por el conjunto de su obra como por su participación en algunas de las cintas más importantes del séptimo arte, Al Pacino está considerado como uno de los mejores actores de la historia del cine.
A continuación, algunas escenas de sus películas:

ESENCIA DE MUJER:


EL PADRINO PARTE III:

jueves, 19 de abril de 2012

BATTLESHIP (Battleship)

El realizador norteamericano Peter Berg fue durante mucho tiempo actor (Copland, Collateral, Leones por corderos), aunque siempre en papeles secundarios. En su labor detrás de la cámara alcanzó cierta repercusión con la inclasificable comedia Very Bad Things, protagonizada por Cameron Diaz y Christian Slater, si bien logró su mejor registro con La sombra del reino, película de acción con los siempre efectivos Jaime Foxx y Chris Cooper al frente del reparto. Se trataba de un largometraje con dignos niveles de entretenimiento e intensidad y presagiaba la figura de una joven promesa capaz de ofrecer trabajos interesantes en el futuro. Sin embargo, su evolución posterior parece indicar que la carrera de este neoyorkino terminará por caer en el olvido. Su siguiente film, Hancock, pese a proporcionarle un notable éxito de taquilla a nivel mundial, propiciado por el gancho de su estrella Will Smith, evidenció un desvío por la senda de los guiones absurdos y la primacía de las imágenes espectaculares en detrimento de las buenas historias, los personajes interesantes y las tramas bien narradas.
Ahora nos presenta Battleship y con ella, lo que parecían ser meras sospechas, se convierten en certezas. Aquel prometedor cineasta ha pasado a ser una pieza más en la maquinaria de los grandes estudios al que le encargan productos destinados al público más juvenil, ávido de gigantescas explosiones, enormes robots alienígenas y batallas más propias de videojuego. En definitiva, de mucho ruido y pocas nueces. Con idénticos fallos que la saga Transformers (con la que guarda cierta relación) pero con ninguno de sus aciertos, Battleship es un producto vacío, compuesto por una concatenación de escenas sin demasiado encaje entre sí y que pretende subsistir gracias al reclamo que la cantante Rihanna pueda ejercer entre sus seguidores y, también, a la atracción que pueda producir entre los fans más incondicionales del subgénero de grandilocuentes batallas alienígenas. No se le puede pedir más, máxime cuando sus propios productores reconocen que abordaron el proyecto inspirándose en el popular juego “Hundir la flota”. En todo caso, para lo único que puede servir este título es para reivindicar otros que, en su momento, también fueron vapuleados por la crítica. Viendo Battleship te das cuenta de que Independence Day no era tan mala.
Se dice que detrás de su monumental presupuesto (unos doscientos millones de dólares) y ante el presumible fiasco que pueda suponer su falta de rentabilidad, se ha estrenado primero en Europa (en Estados Unidos llegará a las salas de proyección aproximadamente dentro de un mes) con la esperanza de que, para cuando comience su carrera comercial en suelo estadounidense, tenga ya amortizada parte de la inversión y no se exponga a influencias negativas a nivel de taquilla. Sea como fuere, y teniendo en cuenta que Peter Berg ya ha anunciado que su próximo proyecto va a ser la segunda parte de Hancock, yo lo he borrado de mi lista de directores a seguir. Simplemente, no vale la pena.

Trailer en castellano:


Trailer en versión original:



Datos del film:
Película: Battleship.
Dirección: Peter Berg. País: USA. Año: 2012. Duración: 131 min. Género: Acción, ciencia-ficción.
Interpretación: Taylor Kitsch (teniente Alex Hopper), Brooklyn Decker (Samantha Shane), Alexander Skarsgård (capitán Stone), Rihanna (suboficial Cora Raikes), Liam Neeson (almirante Shane), Jesse Plemons (Ordy), Tadanobu Asano (capitán Nagata), Hamish Linklater (Cal Zapata), Gregory D. Gadson (coronel Mick Canales), John Tui (Walter “Animal” Lynch).
Guion: Erich Hoeber y Jon Hoeber; basado en el juego “Hundir la flota” de Hasbro.
Producción: Sarah Aubrey, Peter Berg, Brian Goldner, Bennett Schneir, Scott Stuber y Duncan Henderson.
Música: Steve Jablonsky.
Fotografía: Tobias A. Schliessler.
Montaje: Colby Parker, Billy Rich y Paul Rubell.
Diseño de producción: Neil Spisak.
Vestuario: Louise Mingenbach.

martes, 17 de abril de 2012

FESTIVAL DE CINE DE TRIBECA 2012 (Tribeca Film Festival 2012)

El Tribeca Film Festival 2012 se iniciará el 18 de abril y concluirá el 29 del mismo mes, en la parte sur de Manhattan (la zona conocida como Tribeca), en la ciudad de Nueva York. Será la undécima edición de este certamen, aunque a su celebración le acompaña siempre un sabor amargo, dado que el evento nació de la mano del actor y director Robert De Niro junto a su amiga Jane Rosenthal como una respuesta cultural a los atentados a las torres gemelas en septiembre del 2001, con el objetivo de revitalizar la zona del bajo Manhattan.
La edición inaugural del festival fue llevada a cabo exitosamente sólo 120 días después de haber sido planeada y con la ayuda de más de 1.300 voluntarios. En él participaron diversos cineastas prometedores y acudieron más de 150.000 personas, generando más de 10,4 millones de dólares en ganancias para los comerciantes de TriBeCa. El festival contó con películas narrativas, documentales y cortometrajes, además de una serie de filmes "Clásicos restaurados", otra serie con "Lo mejor de Nueva York", trece paneles de discusión, un festival familiar de un día de duración y los estrenos de "Star Wars" episodio II, "About a Boy", "Insomnia", "Divine Secrets of the Ya-Ya Sisterhood" y "A League of Ordinary Gentlemen".
Las películas que el Tribeca Film Festival presenta se dividen en cinco categorías: Narrativa del mundo, Documental del mundo, Spotlight, Puntos de vista, y Cinemanía. Además de las obras que se incluyan en éstas, habrá galas y proyecciones especiales.
Los actores Emily Blunt y Jason Segel serán los encargados de dar el pistoletazo de salida a esta nueva edición. Será con 'The Five-Year Engagement', que viene avalada por los productores de películas como 'La boda de mi mejor amiga' y por uno de los reyes de la comedia americana, Judd Apatow. El film se estrenará en Estados Unidos y Reino Unido el próximo 27 de abril.

Además, tendrán lugar siguientes proyecciones:

-"2 Days in Paris" de Julie Delpy en su faceta como directora y contando con Chris Rock, Daniel Brühl y la propia Delpy en la faceta interpretativa.
-"La cuarta dimensión" con Val Kilmer, nuevo largometraje de Harmony Korine ("Kids, Mr. Lonely").
-La película irlandesa "Babygirl", sobre una adolescente latina del Bronx.
-"Elles", con Juliette Binoche, sobre una periodista que se envuelve demasiado en una investigación sobre prostitución.
-El documental "Mansome", de Morgan Spurlock ("Super Size Me"), acerca de qué es la hombría en el siglo XXI.

La selección para la competición oficial de 24 largometrajes cuenta también con las siguientes películas iberoamericanas:

• "La suerte en tus manos" (Argentina), dirigida por Daniel Burman y co-escrita por su socio y productor Sergio Dubcovsky. Uriel es un jugador de póker profesional al que le va muy bien con las mujeres desde que se divorció. Mientras ayuda a criar a sus hijos y hacer crecer su sitio de apuestas online redescubre a un viejo amor.
• "The Girl" (USA, México), dirigida por David Riker. El drama de una madre soltera que, tras perder su trabajo y la custodia de su hijo, se convierte en un coyote en la frontera con México.
• "Una noche" (UK, Cuba, USA), dirigida por Lucy Mulloy. Los adolescentes Raúl y Elio están cansados de servir a los turistas privilegiados que constantemente llegan a La Habana. Uno de ellos, acusado de un robo, decide que su vida continuará en Miami. El otro enfrenta el dilema de también emigrar o quedarse junto a su hermana.
•" Grupo 7" (España), dirigida por Alberto Rodríguez. Un grupo comando semi-oficial de Sevilla tiene la tarea de combatir al cártel de drogas más peligroso de la ciudad durante una exposición internacional que atrae a miles de personas. En su condición de operar en parte fuera de la ley, el grupo se enfrentará a excesos y problemas morales de sus enemigos y de sus propios integrantes.

En la sección Spotlight se proyectan 22 largometrajes de ficción y 12 documentales, incluidos dos iberoamericanos como son "La chispa de la vida" (España), dirigida por Alex de la Iglesia y "Xingu" (Brasil), dirigida por Cao Hamburger.

A continuación, el trailer de la película inaugural.

miércoles, 11 de abril de 2012

TITANIC 3D (Titanic 3D)

Mantengo una teoría sobre la costumbre de los homenajes en el mundo del cine que la conecta directamente con la falta de originalidad y valentía. Algo similar es lo que me ocurre con la recurrente manía de las secuelas y precuelas que nos invaden todos los años. No hago más que leer noticias que me hacen reflexionar hacia dónde se dirige el séptimo arte. Por ejemplo, coincidiendo con la muerte de Whitney Houston y amparándose en la excusa de un merecido reconocimiento a la malograda artista, se volvió a estrenar en Norteamérica El Guardaespaldas en unas cuatrocientas salas de proyección. Ahora, aprovechando la celebración del primer centenario del hundimiento del célebre trasatlántico, vuelve a la pantalla grande Titanic, un título que ya arrasó en las taquillas hace catorce años y que, gracias a la novedad de las tres dimensiones, se ha colado de nuevo en las carteleras. A todo ello se unen los continuos anuncios de rodajes de nuevas versiones y de segundas o sucesivas partes de diversas cintas. Me enteré con estupor a través de internet de que se está elaborando el guion de Toro Salvaje 2, supuesta continuación del mítico film de Martin Scorsese que hace más de treinta años le valió a Robert de Niro para hacerse con uno de los Oscar que posee. Asimismo, cuentan ya con fecha de estreno en Estados Unidos Hombres de negro 3, una nueva versión de Desafío Total, otra de El gran Gatsby, el reestreno en 3D de Buscando a Nemo y futuras aventuras de Spiderman, Batman, Bourne, Resident Evil… En fin, para qué seguir. El porcentaje de propuestas novedosas, de ideas originales y de proyectos artísticos sorprendentes mengua a medida que se acrecienta el “más de lo mismo” o, en muchas ocasiones, el “lo mismo, pero peor”.
Es evidente que Titanic era (y es) un buen largometraje, de impecable factura técnica y que, además, contaba una historia protagonizada por personajes interesantes. Se hizo acreedora de once estatuillas de Hollywood de un total de catorce nominaciones, además de cuatro Globos de Oro. En mi opinión, se trata de un film que se agota después de unos cuantos visionados y, en ese sentido, se diferencia de otras grandes obras que, con independencia de las veces que se emitan por la pequeña pantalla, enganchan y se pueden ver repetidas ocasiones sin ningún problema. Por lo tanto, todo aquel que la vio en su momento, sea en cine, en video o en televisión, no hallará suficiente reclamo en las tres dimensiones para volver a pasar por taquilla.
En el fondo, observo un pánico cada vez más generalizado tanto en los productores como en los exhibidores a la hora de apostar por fórmulas novedosas. Por el contrario, insisten en exprimir al máximo aquéllas que tan buenos resultados les brindaron en el pasado. A esa tendencia la pueden llamar homenaje o revestirla de conmemoración pero, cuando la excepción comienza a ser la regla general, la evidencia salta a la luz y se encienden todas las alarmas que indican que el cine está en crisis. Con esta afirmación no quiero decir que no se rueden películas muy meritorias en la actualidad sino que, por desgracia, parecen islotes aislados rodeados por un océano de cintas que cada día se parecen más las unas a las otras.
Trailer en castellano



Trailer en versión original



Datos del film:
Película: Titanic 3D.
Dirección y guion: James Cameron.
País: USA. Año: 1997/2012. Duración: 194 min. Género: Drama, romance.
Interpretación: Leonardo DiCaprio (Jack Dawson), Kate Winslet (Rose DeWitt Bukater), Billy Zane (Caledon ‘Cal’ Hockley), Kathy Bates (Molly), Frances Fisher (Ruth), Gloria Stuart (Rose anciana), Bill Paxton (Brock Lovett), Bernard Hill (capitán Edward James Smith), David Warner (Spicer), Victor Garber (Thomas).
Producción: James Cameron y Jon Landau.
Música: Jamer Horner.
Fotografía: Russell Carpenter.
Montaje: Conrad Buff, James Cameron y Richard A. Harris.
Diseño de producción: Peter Lamont.
Vestuario: Deborah L. Scott.

martes, 10 de abril de 2012

MAX VON SYDOW

Max Carl Adolf von Sydow (nombre completo de Max von Sydow) nació en Lund, Escania (Suecia) el 10 de abril de 1929. Su padre, Carl Wilhelm von Sydow, fue profesor de la Universidad de Lund y su madre, Greta Rappe, fue una maestra de escuela. Después de cumplir el servicio militar, asistió al Teatro de Arte Dramático (Dramaten) de Estocolmo, donde estudiaría interpretación desde 1948 hasta 1951. Durante su época en Dramaten hizo su debut en la gran pantalla de la mano del director Alf Sjöberg en la película “Sólo una madre” (Bara en mor, 1949) y, más tarde, en “Señorita Julia” (Fröken Julie, 1951). Se trasladó a Malmö en 1955. Allí conoció al que sería su mentor a partir de entonces, Ingmar Bergman, quien le ofreció el papel majestuoso del caballero medieval de “El séptimo sello” (1957), que jugaba al ajedrez con la Muerte.
En 1965 interpretó a Jesucristo en "La historia más grande jamás contada" dirigida por George Stevens y, tras el éxito conseguido, se trasladó con su familia a Estados Unidos. Fue a partir de este momento cuando se consolidó como intérprete fuera de Europa, aunque siguió muy ligado a Bergman, con quien trabajó en varias producciones como “La hora del lobo”, “La vergüenza”, “Pasión” y “La carcoma”.
A partir de los 70 se inicia el momento más productivo de su carrera hollywoodiense. En esta década destacó especialmente como el anciano sacerdote Merrin en “El exorcista”, la adaptación de William Friedkin del conocido best-seller. Participó en “Los tres días del cóndor” de Sydney Pollack, “Hannah y sus hermanas” de Woody Allen o “Dune” de David Lynch. También en el cine europeo el actor sueco seguiría brillando con luz propia. Mención especial merecen las películas del danés Bille August “Pelle el conquistador”, por la que Von Sydow recibió una nominación al Oscar y “Las mejores intenciones”, Palma de Oro en Cannes. También se puso a las órdenes del director tinerfeño Juan Carlos Fresnadillo en la película “Intacto”.
Tras su amplia trayectoria como actor, decidió probar en la dirección y se embarcó en su primer proyecto como realizador. Fue en el año 1988 con la película "Katinka", coproducción entre Dinamarca y Suecia basada en la novela "Ved Vejen", de Herman Bangs. Las malas críticas recibidas le hicieron percatarse de que lo suyo era ponerse delante del objetivo, no detrás.
Ya en los últimos tiempos de su carrera -que aún continúa muy activa-, ha colaborado con grandes cineastas como Steven Spielberg en “Minority Report” o Martin Scorsese en “Shutter Island”. En la última edición de los premios Oscar, estuvo nominado al mejor actor secundario por “Tan fuerte, tan cerca” de Stephen Daldry,adaptación a la gran pantalla de la novela homónima de Jonathan Safran Foe.
A continuación, unas imágenes de dos de sus films más conocidos:
EL SÉPTIMO SELLO (Película completa)
PELLE EL CONQUISTADOR

viernes, 6 de abril de 2012

IRA DE TITANES (Wrath of the Titans)


La producción de Ira de Titanes, la segunda parte de Furia de Titanes, ha contado con un presupuesto de ciento cincuenta millones de dólares en atención, exclusivamente, a su coste de realización y, por lo tanto, sin tener en cuenta otras partidas de promoción y comercialización. Y, cuando uno ve el resultado final, comprueba cómo se ha empleado ese dinero –mayoritariamente en efectos especiales y diseño de producción- y llega a la conclusión de que, por esta vía, el séptimo arte está condenado al fracaso. Es cierto que la realización técnica es impecable, que visualmente cuenta con escenas impactantes –si es que las criaturas mitológicas descomunales y las peleas con estética de videojuego vertiginoso pueden calificarse de ese modo- y que, en general, se presenta con un envoltorio que desprende destellos de épica y de ritmo endemoniado. Pero, por más que yo sea un defensor del cine de entretenimiento, también considero que entretener no consiste en apabullar visualmente con imágenes grandilocuentes, sino que hay que partir siempre de una idea interesante, de un guion bien construido a base de diálogos inteligentes y de personajes atrayentes y cautivadores, capaces de ser recordados más allá del tiempo que dura la proyección. Desgraciadamente, todas estas “mega-super-hiper-producciones” millonarias pecan de relegar estas exigencias a un segundo o incluso un tercer plano.
Podría afirmarse que Ira de Titanes supera en algunos aspectos a su predecesora (una circunstancia poco habitual), que las tres dimensiones están muy logradas, que la acción es, a ratos, de una intensidad aceptable, que para la isla de Tenerife ha supuesto una importante promoción ya que ha sido rodada en varios sus parajes. Sin embargo, es innegable que, en ningún momento, logra quitarse la etiqueta de producto vacío, sólo apto para el consumo de palomitas y para rellenar un tiempo muerto con el que no se sabe qué hacer. Agradará a los muy aficionados a este específico subgénero de las aventuras mitológicas de gran impacto visual pero, fuera de este grupo, Ira de titanes naufraga y pasa a engrosar la ya larga lista de films que en su día se vieron pero que no aportaron nada significativo ni al séptimo arte ni a los espectadores que pasaron por taquilla.
Para colmo de males, recaudó en Estados Unidos en su primer fin de semana treinta y cuatro millones de dólares, cifra muy por debajo de los más de sesenta que ingresó la primera parte y, desde luego, a años luz de los más de ciento cincuenta que logró embolsarse Los juegos del hambre, cinta que llegará a España el veinte de abril y que, ésta sí, se ha convertido en todo un fenómeno literario y cinematográfico en el país anglosajón, al obtener más de doscientos cincuenta millones en apenas diez días con una inversión de menos de ochenta. En la misma línea de Furia de titanes, el reparto lo integran intérpretes muy sobresalientes, con Liam Neeson y Ralph Fiennes a la cabeza, pero este trabajo no será de los mencionados cuando se recuerden sus trayectorias profesionales.

Trailer en castellano:



Trailer en versión original:



Datos del film:
Película: Ira de titanes 3D. Título original: Wrath of the titans.
Dirección: Jonathan Liebesman.
Países: USA y España. Año: 2012. Duración: 99 min. Género: Acción, fantástico.
Interpretación: Sam Worthington (Perseo), Liam Neeson (Zeus), Ralph Fiennes (Hades), Danny Huston (Poseidón), Toby Kebbell (Agénor), Bill Nighy (Hefesto), Rosamund Pike (Andrómeda), Edgar Ramírez (Ares).
Guion: Dan Mazeau, David Leslie Johnson y Steven Knight; basado en un argumento de Greg Berlanti, David Johnson y Dan Mazeau.
Producción: Basil Iwanyk y Polly Johnsen.
Música: Javier Navarrete.
Fotografía: Ben Davis.
Montaje: Martin Walsh.
Diseño de producción: Charles Wood.
Vestuario: Jany Temime.

lunes, 2 de abril de 2012

FRANCIS FORD COPPOLA

Francis Ford Coppola nació en Detroit el 7 de abril de 1939. Es uno de los guionistas, productores y directores más aclamados de la historia del cine. Es hijo del compositor y director de orquesta Carmine Coppola y de la actriz Italia Pennino Coppola. Ingresó en la Universidad Hofstra para estudiar Artes Dramáticas y años más tarde se tituló en Artes Teatrales en la UCLA. Su carrera se inició en 1963 con la dirección de "Dementia 13", de la cual también escribió el guion. Pero la verdadera repercusión la alcanzó con sus trabajos posteriores.
En los años setenta se encumbró como uno de los referentes mundiales de la cinematografía mundial. En el año 1972 estrenó “El Padrino” (Oscar a la mejor película), dos años después realizó su segunda parte -obteniendo el mismo galardón- y, también, llevó a las salas de proyección “La conversación”, logrando que la Academia de Hollywood nominara igualmente a este trabajo suyo. Ya en 1979 fue el responsable de "Apocalypse Now", cuyo rodaje le marcó profundamente por las dificultades que le ocasionó, llegando a decirse que rozó la locura para sacar adelante este proyecto. De hecho, su realización en Filipinas se alargó por espacio de más de dos años y estuvo rodeada por toda clase de infortunios, incluido un tifón que destruyó buena parte de los decorados. El filme supuso una experiencia agotadora para todo el equipo: Coppola tuvo que hipotecar su propia casa para conseguir la financiación necesaria para acabarlo y el actor Martin Sheen estuvo a punto de morir a causa de un ataque cardíaco.
En la década de los ochenta filmó “Corazonada”, “Rebeldes”, “La ley de la calle”, “Cotton Club”, “Peggy Sue se casó” o “Tucker, un hombre y su sueño” entre otros largometrajes. Ya en la década de los noventa regresó con otras dos magníficas cintas: la tercera parte de la saga de “El padrino” y la adaptación al cine de la novela de Bram Stoker "Drácula". Aunque con un nivel de calidad quizás inferior, también rodó la interesante “Legítima defensa”.
Está considerado como uno de los más importantes directores de la segunda mitad del siglo XX y uno de los más grandes de todos los tiempos, siendo su obra maestra "El padrino" elegida recurrentemente en las encuestas como uno de las mejores títulos jamás rodados. Asimismo, "Apocalypse Now" se alza como un largometraje de culto en el sistema de producción de Hollywood.
Consiguió su primera estatuilla en 1969 gracias al guión de "Patton” y, a posterior, ha logrado cuatro más (dos como guionista de las dos primeras partes de “El Padrino” y otros dos como director y productor de “El Padrino II”). Ha estado nominado en otras nueve ocasiones y tambíen se ha hecho acreedor de cuatro Globos de Oro. Pero, además de los premios en su país natal, ha ganado un BAFTA británico, un Oso de Oro en el festival de Berlín, un León de Oro en el de Venecia, cuatro Palmas de Oro en el de Cannes y cuatro Conchas de Plata en el de San Sebastián.  
Como productor, fundó en 1969 la productora "American Zoetrope", produciendo -además de los proyectos de su hija Sofía- títulos como “El buen pastor”, dirigida por su amigo Robert de Niro, “Sleepy Hollow” de Tim Burton o “American Graffiti” de George Lucas. Fuera de las cámaras, desempeña oficios como viticultor, hotelero y publicista.
Es padre del director de películas y videos musicales Roman Coppola y de la actriz, directora, productora y guionista ganadora del Oscar Sofia Coppola, así como tío del actor Nicholas Kim Coppola, conocido como Nicolas Cage, y hermano de la actriz Talia Shire.
Alguna de sus frases más comentadas en las entrevistas que ha concedido son:
"Steven Spielberg y yo somos los únicos cineastas que podemos hacer lo que realmente queremos. Yo, porque tengo suerte con los negocios, y Steven Spielberg porque es un genio".
"Me levanté, como si del abogado de un condenado a muerte se tratara, y enumeré las razones que hacían a Brando irremplazable, de las cuales una era que poseía ese aura entre los otros actores, parecida a la de Don Corleone con los suyos"
“El tiempo es el cristal a través del cual se capturan los sueños.”
“Básicamente, tanto los Estados Unidos como la mafia creen que son organizaciones benevolentes. Pero tanto los Estados Unidos como la mafia tienen las manos llenas de sangre por haber hecho lo necesario para proteger sus intereses y su poder.”

A continuación, algunas escenas de sus más famosas películas:
COTTON CLUB


DE LA SAGA EL PADRINO (En versión original)