LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

lunes, 29 de mayo de 2017

PALMARÉS DE LA 70 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CANNES (Cannes Film Festival)



El 70 Festival de Cannes ha tocado a su fin con el anuncio del palmarés de la Sección Oficial, que dio a conocer el jurado presidido por el cineasta español Pedro Almodóvar. 

La Palma de Oro ha recaido en la película «The Square», de Ruben Östlund. 

La directora Sofia Coppola y los actores Joaquin Phoenix y Nicole Kidman han sido algunos de los protagonistas de esta última jornada del certamen.



LISTADO COMPLETO DE GALARDONES


-Palma de Oro: «The Square», de Ruben Östlund.
-Gran Premio del Jurado: «120 battements par minute», de Robin Campillo.
-Premio Especial del 70 Festival de Cannes: Nicole Kidman.
-Mejor director: Sofia Coppola, por «La seducción».
-Mejor actriz: Diane Kruger, por «In the Fade».
-Mejor actor: Joaquin Phoenix, por «You Were Never Really Here».
-Premio del Jurado: «Nelyubov» («Loveless»), de Andrey Zvyagintsev.
-Mejor guion: («ex aequo») Yorgos Lanthimos por «The Killing of a Sacred Deer» y Lynne Ramsay por «You Were Never Really Here».
-Mejor cortometraje: «Xiao cheng er Yue» («A Gentle Night»), de Qiu Yang. 
-Mención especial: «Katto» («The Ceiling»), de Teppo Airaksinen.
-Cámara de Oro a la mejor ópera prima: «Jeune Femme», de Léonor Serraille.



viernes, 26 de mayo de 2017

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR (Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales)

Ha llegado a las carteleras la quinta entrega de la saga “Piratas del Caribe”. Y, como sucede con esas mareas de los océanos sobre los que surcan los barcos que protagonizan cada película, las aventuras del capitán Jack Sparrow avanzan y retroceden cada cierto tiempo. Van y vienen con una frecuencia casi puntual, aunque buena parte de las señas de identidad de esta franquicia se baten ya en retirada, en marea baja. Después de los tres primeros títulos rodados bajo las órdenes de Gore Verbinski (cineasta muy apropiado para el estilo desenfadado del proyecto), y tras la aportación de un más desubicado Rob Marshall, ahora es la pareja de noruegos formada por Joachim Rønning y Espen Sandberg la que se coloca detrás de la cámara. Los personajes otrora protagonistas, interpretados por Keira Knightley y Orlando Bloom, así como la genial banda sonora compuesta por Hans Zimmer, parecen estar también de repliegue dentro de un serial cinematográfico que está cayendo en la misma trampa de muchas producciones: la de la reiteración y la prolongación basadas tan sólo en las expectativas de la recaudación. 
He manifestado en numerosas ocasiones que la primera cinta -estrenada en 2003- me pareció divertida, ágil, entretenida y con un punto artístico envalentonado y meritorio. La segunda, cuatro años más tarde, me produjo similares sensaciones, pero en un lapso de tiempo más reducido en cuanto al metraje total. La tercera y la cuarta suponían, en mi opinión, malas copias con escasas ideas y demasiado afán por copiar y reincidir en lo anterior, de modo que me dispuse a enfrentarme a las primeras secuencias de la quinta con pocas esperanzas y muchas reticencias. 
Por alguna razón que desconozco, su título en España es “La venganza de Salazar”, si bien en la versión original figura “Dead Men Tell No Tales”, algo así como “Los hombres muertos no cuentan cuentos”, metáfora (intencionada o no) de lo que les está sucediendo a estos largometrajes que conforman el bloque de “Piratas del Caribe”. Ya no nos cuentan cuentos ni historias, porque todo está más que dicho. Se imitan a apabullarnos visualmente y a explotar el filón de los efectos especiales. Parten de la errónea teoría de que, a fuerza de deslumbrarnos con los prodigios de la técnica, no nos daremos cuenta de los vacíos del guion y del agotamiento de los personajes. Ello, unido al tirón de las buenas referencias de anteriores entregas, se les antoja suficiente argumento para que el público pase por taquilla y les haga obtener importantes ingresos económicos. 
No obstante, para ser justos, es preciso reconocer que algunas secuencias están muy bien rodadas y respetan el estilo característico que tantos triunfos deparó a esta fórmula. Aun así, carece de una auténtica trama, de diálogos ácidos y de la necesaria creatividad artística para resistir las casi dos horas y cuarto que dura la proyección. Al final, por más que quieran parapetarse tras las elevadas cifras de inversión, se nota que la verdadera finalidad no es otra que alargar el éxito de la saga, más que continuar exprimiéndole jugo al relato. 
En esta ocasión, Jack Sparrow se enfrenta a un grupo de piratas-fantasma comandados por el terrorífico capitán Salazar, recién evadido del Triángulo de las Bermudas. Su única posibilidad para salir con vida es encontrar el legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que otorga a su poseedor el control de los mares. 
Repiten dentro del elenco Johnny Depp, Geoffrey Rush y, en un discreto y limitado segundo plano, Orlando Bloom y Keira Knightley. Esta vez el fichaje estrella es el español Javier Bardem, que interpreta al malvado Salazar. También se suman al reparto la británica Kaya Scodelario (que debutó en el cine en 2009 con la interesante “Moon”, de Duncan Jones) y la iraní Golshifteh Farahani (“Red de mentiras”, “Paterson”).

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Título original: Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales
Año: 2017
Duración: 129 minutos.
País: Estados Unidos
Director: Joachim Rønning, Espen Sandberg
Guion: Jeff Nathanson (Personajes: Ted Elliott, Terry Rossio Stuart Beattie, Jay Wolpert)
Música: Geoff Zanelli
Fotografía: Paul Cameron
Reparto: Johnny Depp, Javier Bardem, Orlando Bloom, Geoffrey Rush, Brenton Thwaites, Kaya Scodelario, Keira Knightley, Kevin McNally, David Wenham, Stephen Graham, Adam Brown, Golshifteh Farahani, Martin Klebba, Goran D. Kleut, Jessica Green, Paul McCartney

martes, 23 de mayo de 2017

KRISTIN SCOTT THOMAS

La actriz británica Kristin Scott Thomas nació en Cornualles el 24 de mayo de 1960, aunque lleva varios años afincada en Francia. Debutó profesionalmente en la serie televisiva “La hija de Mistral”, protagonizada por Stefanie Powers, Lee Remick y Stacy Keach. Su primera incursión en la pantalla grande tuvo lugar en la cinta  “Under the Cherry Moon” (1986), realizada por el músico prematuramente fallecido Prince. 

En 1992 participó en “Lunas de hiel”, a las órdenes de Roman Polanski y dos años después alcanzó fama mundial gracias al éxito de “Cuatro bodas y un funeral” (1994), cinta dirigida por Mike Newell, que fue nominada al Oscar a mejor película y mejor guión original y por cuya interpretación logró un BAFTA a la mejor actriz de reparto. Posteriormente, actuó en "Ángeles & insectos” (1995), de Philip Haas y “Misión: Imposible” (1996), de Brian de Palma. 

En ese 1996 interpretó el papel más importante de su carrera en la extraordinaria “El paciente inglés”, de Anthony Minghella, que le supuso optar a la estatuilla dorada de Hollywood, al Globo de Oro y, de nuevo, al BAFTA. El largometraje obtuvo nueve Oscar y está considerado uno de los mejores títulos de los últimos tiempos. 

Intervino después en “El hombre que susurraba a los caballos” (1998), de Robert Redford, “Caprichos del destino” , de Sydney Pollack y “El misterio de la villa” (2000), otra vez a las órdenes de Philip Haas. 

Ya en el nuevo milenio ha formado parte de los elencos de “Gosford Park” (2001), de Robert Altman, “Arséne Lupin” (2004), de Jean-Paul Salomé, “Secretos de familia” (2005), de Niall Johnson, “Una familia con clase” (2008), de Stephan Elliott o “La pesca de salmón en Yemen” (2011), de Lasse Hallström.


Escena de "El paciente inglés"




Escena de "El hombre que susurraba a los caballos"